¿Qué sería de nosotros si los dinosaurios no hubieran muerto?

¿Qué sería de nosotros si los dinosaurios no hubieran muerto? Imagen superior: "Chased by Dinosaurs" (2006) © BBC.

Están por todas partes y, sin embargo, los dinosaurios no nos dan miedo. Hace años que se sabe que no se extinguieron del todo, ya que las aves son un grupo de terópodos que sobrevivió a la crisis de hace 66 millones de años. Diversas películas y teleseries imaginan cómo habría sido el mundo si los dinosaurios –no aviarios– siguieran poblando la Tierra. Paleontólogos españoles reflexionan sobre esa hipótesis de ciencia ficción.

dinoel viaje de arlo

"El viaje de Arlo" ("The Good Dinosaur", 2015) © Pixar Animation Studios, Walt Disney Pictures.

Un pequeño cavernícola que se comunica por gruñidos y un apatosaurio parlante son los protagonistas de El viaje de Arlo. En este filme, humanos y dinosaurios conviven en un planeta en el que el asteroide que causó la extinción de estos grandes reptiles a finales del Cretácico, en vez de impactar en la Tierra, pasó de largo. 

dinogwangi

"The Valley of Gwangi" (1969), de Jim O'Connolly © Warner Bros.

“¡No se han extinguido!”, exclama Francisco Ortega, paleontólogo y profesor de Biología Evolutiva en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) al preguntarle por la película. “Tenemos unas 10.000 especies de dinosaurios conviviendo con nosotros, habitando los bosques y las ciudades, como mascotas, como alimento. De hecho, es difícil mirar al cielo y no ver un dinosaurio”.

Y así es. Las aves son los dinosaurios de la actualidad que encogieron durante 50 millones de años para llegar a ser del tamaño de un pájaro. De hecho, representan un grupo muy especializado de dinosaurios que se han adaptado al vuelo. “Ya sé que esta idea no está todavía generalizada entre el gran público, pero los paleontólogos lo tenemos claro”, dice Xabier Pereda Suberbiola, doctor en paleontología y profesor en la Universidad del País Vasco.

dinallosaurusharryhausenc19

"Alosaurio atacando a un cowboy" (c.1938/1939), cuadro de Ray Harryhausen.

Que quede claro: nunca convivimos con ellos

En la mencionada película no se refieren a estos vertebrados voladores, sino a los extintos de gran tamaño, como tiranosaurios o ceratópsidos.

En el escenario que propone Pixar –y muchas otras producciones cinematográficas previas– conviven dinosaurios no aviarios con humanos. Esto es algo que no ha ocurrido en la historia de la vida en la Tierra, por lo que hablar de ello es pura ciencia ficción.

De hecho, antes del impacto del asteroide sobre la Tierra, muchos ya no estaban allí. “Los dinosaurios aparecieron hace unos 230 millones de años y a lo largo de su historia la mayor parte de los que conocemos ya habían desaparecido por distintas causas en el momento de la famosa extinción. Animales famosos como Diplodocus, Allosaurus, Stegosaurus o un ejemplo español, el Concavenator, llevaban millones de años extintos cuando se produce la gran crisis de final del Cretácico”, explica Ortega.

dinrichardcorben

Portada de Richard Corben para la revista "Eerie"

La vida de los mamíferos no habría sido igual

Superado este primer baño de realidad, la hipótesis de qué hubiera pasado está más abierta entre los paleontólogos. “Si no hubiese ocurrido una crisis de diversidad en el Cretácico muy probablemente los mamíferos no hubiesen tenido la posibilidad de evolucionar como lo hicieron y, seguramente, el proceso que conduce a la aparición de humanos no hubiera ocurrido”, argumenta Francisco Ortega.

Pereda es de la misma opinión, “podemos suponer que ‘quizás’ la radiación de los mamíferos no habría sido la misma que conocemos”.

Después de la extinción de los dinosaurios no aviarios, los mamíferos placentarios se diversificaron enormemente. Entre el Paleoceno y el Eoceno inferior, en unos 10 millones de años aparecieron una veintena de linajes que incluyen a las formas ancestrales de todos los grupos modernos, desde murciélagos a sirenios, pasando por roedores, primates, caballos o elefantes.

“Con los dinosaurios presentes, quizá los mamíferos no habrían podido evolucionar del mismo modo que lo hicieron entonces, y también ‘quizá’ los primates no habrían podido aumentar de tamaño y dar lugar a formas con una arquitectura cerebral como la que poseen los representantes del linaje humano”, apunta el científico de la Universidad del País Vasco, a la vez que señala que esto último es pura especulación “porque no podemos rebobinar la historia de la vida en la Tierra y ver lo que habría pasado”.

dinosvsaliens

"Barry Sonnenfeld's Dinosaurs Vs Aliens Hardcover" (2012), de Grant Morrison y Mukesh Singh © Liquid Comics.

Incluso puede que no existiéramos

Más contundente se muestra el paleontólogo de la Universidad de Zaragoza José Ignacio Canudo: “Le debemos al meteorito, no lo dudes, que nosotros estemos aquí”, enfatiza. “Los mamíferos convivieron con los dinosaurios durante cientos de millones de años, aparecimos en el registro fósil prácticamente a la vez. Lo que ocurría es que nuestros ancestros ocupaban un nicho ecológico más sencillo, eran pequeños y no lograban conquistar más allá del suelo o los ecosistemas más reducidos”.

dinoMoonGirlDevilDino

"Moon Girl and Devil Dinosaur" (2015), de Amy Reeder y Brandon Montclare © Marvel Comics.

Fidel Torcida, director del Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes va un poco más allá: “Nunca lo podremos saber porque la evolución es un proceso aleatorio. Queremos ponerle un cierto orden con el concepto de la selección natural, pero realmente los caminos evolutivos nunca se pueden predecir. Cuando ocurre la crisis de finales del Cretácico, los dinosaurios estaban en declive en algunos lugares y en otros no tanto. ¿Podrían haberse diversificado los mamíferos con los dinosaurios presentes? Igual sí, nunca se sabe. De la misma manera que hemos aparecido, también quizás nunca hubiera sucedido independientemente de la existencia de otros animales”.

dinotheorex1

"T. Rex" (1996), de Jonathan Betuel © New Line Cinema.

El dinosaurio ‘humano’, ¿por qué no?

Puestos a imaginar, Luis Alcalá, director de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel–Dinópolis habla de la recreación mental ideada por científicos y conocida como dinosauroide. Esta pseudopredicción evolutiva, que apareció hace unos años, proponía la evolución hasta la actualidad de un dinosaurio pequeño, muy espabilado, con ojos y cerebro grande de finales del Cretácico, el Troodon.

La reflexión acerca de ese reptil, que posiblemente tendría vista estereoscópica y bastante inteligencia, propone que si hubiera podido desarrollar el cerebro, probablemente habría acortado su cuello y no necesitaría la cola para hacer el balanceo hasta llegar –como pura ficción– a parecerse a un ser humano. 

“El juego intelectual sería, quizás, si los dinosaurios no se hubieran extinguido algunos de ellos podrían haber sido bípedos, perdido la cola, desarrollado el cerebro y ser como los lagartos aquellos de la serie V”, dice Alcalá.

La única certeza es que sin la caída del asteroide –combinada con otros eventos como el vulcanismo – el mundo, tal y como hoy lo conocemos, sería completamente distinto. 

dinourassic world poster di

"Jurassic World" (2015), de Colin Trevorrow © Amblin Entertainment, Legendary Pictures, Universal Pictures.

Cómo domesticar a un velociraptor

El discurso fantástico de las novelas y el cine ha inventado trucos para justificar la coexistencia de humanos y dinosaurios –como mundos perdidos y recuperación genética–. Otros filmes le han dado alguna vuelta de tuerca más, como el amaestramiento que proponía la última película de la saga Jurassic Park: Jurassic World (2015).

“La domesticación de animales actuales se podría reproducir igual con algunos –no sé si pocos– dinosaurios. Es de suponer que los carnívoros evolucionados y de pequeño tamaño serían tan amaestrables como lo son hoy en día sus parientes cercanos, los loros o las aves rapaces”, sugiere Ortega.

El paleontólogo no cree que los humanos hubiesen tenido problemas tampoco en seleccionar variedades de dinosaurios herbívoros para su explotación ganadera o como animales de carga. “Si lo hemos hecho con algunos mamíferos, no veo problemas para hacerlo con algunos dinosaurios”.

Esto se aplicaría también a las especies no domesticadas. De la misma forma que no es lo mismo tratar con un perro que con un tigre, las especies depredadoras que no hubiesen pasado por un proceso de domesticación serían incompatibles con otras especies e, incluso, con los humanos.

“Podemos imaginar el adiestramiento de algunos terópodos (carnívoros), al menos, de aquellos de tamaño pequeño a mediano como los 'raptores' de Jurassic World”, apunta Pereda, al que la escena de adiestramiento de esta película no le resulta muy creíble. “Amaestrar un raptor del tamaño de Deinonychus podría resultar tan complejo como domar tigres, leones u osos en los circos actuales”.

“Tampoco sería raro que un velociraptor se coma al domador, a veces hay fieras que atacan”, añade el director de Dinópolis.

Los apasionados de estos temas, además de consultar la cartelera, pueden buscar libros de ficción que especulan sobre cómo habrían evolucionado los dinosaurios no aviarios si no se hubieran extinguido. Uno de ellos es el del paleontólogo Dougal Dixon The New Dinosaurs: An Alternative Evolution y más recientemente Demain, les animaux du futur de Sébastien Steyer y Marc Boulay

dinodemain

Imagen superior: "Demain, les animaux du futur", de Sébastien Steyer y Marc Boulay © Belin Sciences.

Eva Rodríguez

Periodista y redactora del Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) especializada en información sobre ciencias naturales y sociales.

Los artículos de Eva Rodríguez aparecen en The Cult por cortesía de SINC.

Sitio Web: www.agenciasinc.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • "Carpe diem"
    Escrito por
    "Carpe diem" Ante las ruinas de Europa, tras la guerra de 1914-1918, Paul Valéry reconoció, lastimero, la mortalidad de las civilizaciones. Años antes, Hegel había sido más categórico: todas las civilizaciones llevan en sí mismas el germen…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Divulgadores fieles y herejes
    Divulgadores fieles y herejes Al hablar de divulgadores de la ciencia, a veces pareciera que todos somos iguales. Pero basta con asistir a un congreso o hablar con más de dos colegas –a veces dentro de una misma institución–…
  • Juana la Loca y la fatalidad del amor
    Escrito por
    Juana la Loca y la fatalidad del amor Juana quería hacerse monja. Pero sus padres, en especial su madre, ya tenían diseñado otro futuro para su hija. Porque Juana era hija de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, que trazaron al milímetro los…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Virgil Finlay (1914-1971)
    Virgil Finlay (1914-1971) Ya hemos comentado en entradas anteriores la importancia que tuvieron los ilustradores de las revistas pulp en la formación de los iconos de la ciencia-ficción. Es preciso tener en cuenta que en los años veinte…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Jon Vickers a lo grande
    Escrito por
    Jon Vickers a lo grande El tenor canadiense, fallecido en julio de 2015, protagonizó, junto a la también desaparecida Joan Sutherland, una intensa versión de Samson, de Haendel. Cuando el negocio de la ópera comenzó a no serle rentable, Haendel…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La vida más antigua
    La vida más antigua ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? Éste es el tipo de preguntas filosóficas que hacen que muchos científicos –y no científicos– se burlen del trabajo de los filósofos. Pero recordemos que las ciencias…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC