George Eliot, una mujer sin límites

Mary Ann Evans había nacido en las Midlands, esa zona del Reino Unido de la que habla en sus libros D. H. Lawrence, el escritor que descubrí con pocos años y del que aprendí algunas cosas imposibles de explicar. 

Allí, en South Farm, Arbury, condado de Warwick, en una familia de la clase media rural y de fuertes convicciones evangélicas, nació y se crió esta escritora que, tras pasar por un colegio de primera enseñanza, estuvo en un internado hasta que, a los diecisiete años tuvo que volver a su casa por la muerte de su madre. 

Ese era el destino que la esperaba. Cuidar de casa, hacienda y de su padre. Pero, de forma autodidacta, Mary Ann estudió griego, latín, alemán, italiano y adquirió una formación inaudita para una mujer de su tiempo. Y para un hombre, añado. Y para cualquier persona de cualquier época, me parece. 

Tras viajar por Europa durante dos años se dedicó a realizar reseñas de libros en la revista Westminster Review, hasta que, en el año 1856 publicó, por entregas como era habitual, su primera novela, Amos Barton, y en 1857/58 Escenas de la vida clerical, que salió en formato libro y puso en la calle su seudónimo, George Eliot, con el que se la conoce. 

La serie de obras que continuó publicando sigue con Adam Bede de 1859, El molino junto al Floss de 1860, Silas Marner" de 1861, Romola de 1863, Felix Holt, el Radical de 1866, Middlemarch de 1871/72, Daniel Deronda de 1876, Las impresiones de Theophrastus Such de 1879 y otros textos dedicados a ensayos y, en menor medida, a la poesía. 

Su vida personal fue extremadamente curiosa, sobre todo si tenemos en cuenta la época en la que vivió. Pero hay mujeres que cruzan los límites de la cronología y son capaces de crearse una vida sin que les afecten las opiniones externas. Son esas mujeres cuya inteligencia emocional acompaña a su inteligencia creadora, casos quizá extraños, porque lo corriente es que las emociones devasten las vidas de quienes se sienten plenas de fervor creativo.

Durante muchos años fue amante de un hombre casado, George Henry Lewes, filósofo, científico y crítico. La pareja vivía junta, a pesar de que la situación matrimonial de él, ya que estaba claro que no podía divorciarse. A pesar de eso, tuvieron una relación plena, basada en su complicidad intelectual y en su amor personal.

Cuando murió Lewes, su gran apoyo durante toda su vida, se casó, meses antes de morir, con John Cross, amigo de siempre de los dos, que actuó como su albacea testamentario y se ocupó de escribir la primera biografía de la escritora. 

La obra de George Eliot está caracterizada por la sensibilidad, por realizar certeros retratos de la vida de la gente sencilla. Fue una racionalista que se alejó de las creencias puritanas que había recibido de niña, y que se cuestionó aspectos de la vida que todavía la situaron más adelantada a su tiempo que el resto de escritores de la época. Middlemarch una de sus obras más representativas, se subtituló como A study of provincial life, dando así muestras de su apego a la tierra, de su forma de acercar la vida cotidiana a los libros, de la misma manera en que lo hacía, por ejemplo, Jane Austen, maestra de todas las narradoras inglesas. 

En 1994, la BBC captó de forma muy acertada el ambiente y los personajes de este libro en una miniserie de 7 capítulos protagonizada por Juliet Aubrey y Rufus Lewell.

Copyright © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos. 

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

Artículos relacionados (por etiqueta)

logonegrolibros

  • La suavidad de las costumbres
    Escrito por
    La suavidad de las costumbres Enrique José Varona, un filósofo cubano que vivió entre 1849 y 1933, decía: “El hombre no se moraliza con mandatos; suavícese el medio natural y social en que se desenvuelve y se suavizarán sus costumbres, y…
  • La poesía de Leopoldo Castilla
    Escrito por
    La poesía de Leopoldo Castilla Una rápida ojeada a la obra de este poeta salteño recoge la difícil síntesis que produce el encuentro de Rilke y Vallejo. Del primero palpita el ánima exaltado al descubrir que el mundo está lleno…
  • Lo obvio y lo evidente
    Lo obvio y lo evidente El profesor estaba sentado, en lo alto, sobre la tarima. Por el ventanal se veían los álamos y el cauce del río, y niñas y niños estábamos sentados enfrente sin saber que para…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La gran aguafiestas
    La gran aguafiestas La ciencia muchas veces se nos presenta como la Gran Dadora, la que hace posible lo imposible. Nos ha permitido volar como las aves, bajar a las profundidades marinas, curar infecciones antes mortales, observar lo…
  • Leonora, la hechicera hechizada
    Escrito por
    Leonora, la hechicera hechizada Cuenta Fernando Savater que, en su primera visita a México, en la década de los setenta, fue invitado por Octavio Paz a una cena en la que participarían el antropólogo Claude Lévi-Strauss y la pintora…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Giovanni Bottesini, a escena
    Escrito por
    Giovanni Bottesini, a escena Amelia Pinto no fue una soprano portuguesa ni española, como su apellido pudiera hacernos creer. Era de Palermo y, pese a sus orígenes, eligió hacer una carrera sobre todo de cantante wagneriana, con especial hincapié en…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Sexo peligroso en el lago Victoria
    Escrito por
    Sexo peligroso en el lago Victoria El 30 de julio de 1858, John Hanning Speke se convirtió en el primer europeo que contempló la inmensidad del lago Victoria. Speke formaba parte de la expedición de Richard Burton que pretendía encontrar la…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC