Arte y Naturaleza en la prehistoria. La colección de arte rupestre del Museo Nacional de Ciencias Naturales

Arte y Naturaleza en la prehistoria. La colección de arte rupestre del Museo Nacional de Ciencias Naturales Imagen superior: escena de caza. Cueva de Cavals. Barranco de la Valltorta, Castellón. Francisco Benítez Mellado, 1917. Aguada a color sobre papel de gramaje alto.

La Comisión de Investigaciones Paleontológicas y Prehistóricas y las manos de Juan Cabré Aguiló y Francisco Benítez Mellado nos permiten disfrutar hoy lo que difícilmente en su conjunto puede ser observado en la naturaleza. Estas copias fueron realizadas para el Museo Nacional de Ciencias Naturales hace ahora algo más de cien años en un momento poco favorable para la ciencia española.

Santiago Ramón y Cajal lo refería con estas palabras en Recuerdos de mi vida: “¡Qué desencanto al llegar á nuestro Madrid, donde, por incomprensible contraste, se ofrecen la máxima cultura española con los peores edificios docentes! Habituada la retina á la imagen de tantos esplendores y grandezas, infundíame tristeza pensar en nuestra ruin y antiartística Universidad, en el vetusto y antihigiénico Colegio de San Carlos, en las lobregueces peligrosas del Hospital Clínico,en el liliputiense Jardín Botánico del Paseo de Trajineros y en el Museo de Historia Natural, siempre errante y fugitivo ante el desahucio de la Administración.”

Es paradójico que unos años más tarde este periodo cronológico que terminaría a causa de la guerra civil, haya sido asumido como uno de los más florecientes de la cultura de nuestro país.

arteynaturaleza1

Imagen superior: escena completa de la Cueva de la Vieja, Alpera, Albacete. Aguadas y lápices de colores sobre lienzo de papel vegetal. Juan Cabré Aguiló, 1911. “En este mural ‒escribe Cabré en 1915‒ están representados ciervos, toros y cabras; la mayor parte de los seres humanos son arqueros que forman parte activa de estas escenas. Otras representaciones humanas son los gurús o chamanes, en la parte central y de tamaño mayor. Son ciertamente los protagonistas ya que representan a guías espirituales que conducen a los grupos humanos a perpetuar los deseos de una cacería satisfactoria. Otras representaciones humanas son de trazo mucho más simple, de tipo esquemático, lo que hace pensar que esta cueva ha sido visitada y pintada en dos momentos del tiempo, siendo quizá el más antiguo correspondiente al periodo neolítico.”

La primera referencia escrita acerca de la existencia de pinturas rupestres en España se remonta a la referencia de las Hurdes que hace Lope de Vega en su comedia Las Batuecas en 1597, concretamente a las existentes en el Canchal de las Cabras Pintadas, en la Alberca.

Sin embargo, no es hasta finales del siglo XVIII cuando se realizan las primeras copias, de manos de D. Fernando López de Cárdenas, párroco de Montoro, que estudió y envió copias de las pinturas existentes en la Batanera y otras localidades de Sierra Morena al Conde de Floridablanca con destino al Real Gabinete de Historia Natural.

En 1868 el catedrático de Granada, D. Manuel de Góngora Martínez, da a conocer la existencia de la cueva de los Letreros: “Séame permitido notar que los signos y figuras de Velez-Blanco están hechos con tinta rúbrica, como los de Fuencaliente.”

Desde los inicios estos signos que hoy conocemos como arte esquemático fueron considerados jeroglíficos, asociándolos a los tipos fenicios, egipcios y cartagineses, por lo que en su interpretación solo cabía el hecho de tratarse de un tipo de lenguaje característico de las “tribus” que habitaron la península.

arteynauraleza3

Imagen superior: detalle de El Tajo de las figuras. Laguna de la Janda, Cádiz. Juan Cabré Aguiló, 1913. Lápiz a color sobre papel de barbas. “Las representaciones de aves ‒escribe Cabré‒, conocidas como pinturas rupestres ó en el interior de cavernas, son en extremo escasas en España y en el extranjero, lo cual avalora de modo extraordinario la estación pictórica que nos ocupa… Aves volando no se han encontrado hasta ahora, que sepamos, en ninguna pintura ó grabado prehistórico; pudiendo ponerse como ejemplo de esta actitud la pintada en el techo, junto al nido visto de perfil. (...) En la parte baja de la pared del fondo existen tres cisnes nadando. La forma en S del cuello, el pico corto y la silueta del tronco nos inclinan á tal determinación”.

La creación de la Comisión de Investigaciones Paleontológicas y Prehistóricas promovió el riguroso estudio, copia y reproducción de manera sistemática de las pinturas rupestres de cuevas y abrigos a lo largo de buena parte de la geografía española. Una vez localizadas se tomaban fotografías y los artistas Juan Cabré Aguiló y Francisco Benítez Mellado copiaban las pinturas rupestres calcándolas directamente en las paredes de piedra.

A partir de ese primer trabajo reproducían las imágenes con ayuda de técnicas pictóricas como el grafito, carboncillo, tinta china, aguadas de color, etcétera. Gracias a este minucioso trabajo hoy podemos contemplar y estudiar las pinturas que dejaron nuestros ancestros que, en algunos casos, han desaparecido por la erosión o el vandalismo.

arteynauraleza4

Imagen superior: Cantos de Visera, en el Monte Arabí (Yecla, Murcia). Lámina realizada por Cabré en 1914, en un único lienzo de más de 3 metros de longitud, en tinta 3 china sobre papel.

Antes de entrar en la sala de exposición [Arte y naturaleza en la prehistoria. La colección de calcos de arte rupestre del MNCN (19/11/15 - 19/05/16).], se encuentra un ejemplar de más de siete metros de longitud, algo menor de su tamaño natural, realizado por Francisco Benítez Mellado en aguadas de color sobre un papel de alto gramaje que va montado sobre tela. Corresponde al Val del Charco del Agua Amarga, paraje equidistante a las localidades de Valdealgorfa y Alcañiz, en Teruel.

La exposición se inicia con una introducción histórica ilustrada con una muestra de pinturas de lugares destacados, como la Cueva de la Vieja en Alpera, Albacete, o peculiares como la cueva de Los Letreros en Vélez-Blanco, Almería y el Tajo de las Figuras, en los alrededores de la Laguna de la Janda, en Cádiz.

arteynauraleza5

Imagen superior: escena de arqueros luchando. Parte inferior izquierda de la composición del Abrigo del Roure, en Morella la Vella (Castellón). Copia realizada a la aguada por Benítez Mellado, en 1918.

A continuación, el primer espacio exhibe una selección de los diferentes tipos de motivos que inspiraron al ser humano y que ilustran las cuevas y abrigos de nuestra geografía: los animales son los grandes protagonistas, fundamentalmente mamíferos pero también aves, peces e incluso invertebrados.

Los signos y símbolos que inspiraban al ser humano ocupan también un espacio en el que disfrutar o, por qué no, interpretar. Se asiste también a una muestra de las diversas imágenes con las que el hombre se representa a sí mismo.

En cada panel se ilustra la variedad tipológica de los motivos a los que están referidos, incluyendo un panel con la primera clasificación cronológica del arte prehistórico realizada por Juan Cabré en 1915.

A continuación, se destacan copias de parajes que dan idea de la expresión artística de sus autores, además de destacar el caso de Morella laVella, en Castellón, en el que se ilustra todo el proceso de dibujo y pintura a través de los cuales el artista llega a un ejemplo final más bello o interpretativo.

arteynauraleza6

Imagen superior: figura de ciervo procedente de la Cueva de Altamira, realizado sobre aguada por Benítez Mellado para la exposición sobre el arte rupestre de 1921.

En el apartado siguiente se hace una reflexión sobre algunos de estos lugares clásicos con arte rupestre que hoy en día, por diversas suertes, han desaparecido de la naturaleza, siendo esta muestra una ocasión única para contemplarlos.

La exposición continúa en la primera planta con la muestra de los tres tipos de arte y la localización en la Península de los lugares presentes en la colección del MNCN, acompañados de varios ejemplos de cada uno de los tres estilos artísticos. Este ámbito continúa en un espacio destinado a destacar algunos de los ejemplos mejor representados y copiados de la colección del Museo, como el gran mural de los grabados de la Cueva de Candamo, de casi tres metros de longitud, en la que Benítez Mellado imita los grabados del muro mediante incisiones que raspan el lienzo. También la segunda de las cuevas de la Araña con pinturas tiene un espacio reservado.

Además de mostrarse la escena completa a tinta china sobre papel vegetal, de más de cuatro metros de longitud, se incluyen las fotografías en las placas de cristal originales, la copia fotográfica para imprenta o un detalle en color de la famosa escena de la recolección de miel.

arteynaturaleza7

Imagen superior: cueva de La Pileta. Benaoján, Málaga. Juan Cabré Aguiló, 1912. Grafito, carboncillo y sanguinas sobre papel de barbas.

La parte final de la exposición es un homenaje a la Comisión de Investigaciones Paleontológicas y Prehistóricas y sus protagonistas. Un panel de fotografías y la reproducción de un escritorio de la época muestran las difíciles condiciones de trabajo en que fueron realizados los calcos. Un pequeño apartado dedicado a los dos pintores de la Comisión da paso al cierre de la exposición con el mismo panel con el que iniciaron sus trabajos hace cien años y algunos detalles acerca del proceso de restauración llevado a cabo durante los últimos años por parte del Instituto del Patrimonio Cultural Español.

Sirva de colofón la dedicatoria de Cabré: “Al Marqués de Cerralbo la Patria y la Arqueología le son deudoras de gratitud, ya que al engrandecimiento de ellas ha consagrado su actividad, fortuna y saber, con el fin de sacar á la faz de la tierra y á la luz de la ciencia, por medio del azadón arqueológico, los secretos de todas las generaciones del interior de la Península; servicio que ha merecido el aplauso general de las eminencias arqueológicas, así españolas como de allende los Pirineos”.

Copyright del artículo © Begoña Sánchez Chillón. Publicado originalmente en NaturalMente, revista del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Se publica en The Cult con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

Begoña Sánchez Chillón

Conservadora del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN - CSIC). Comisaria de la exposición Arte y naturaleza en la prehistoria. La colección de calcos de arte rupestre del MNCN (19/11/15 - 19/05/16). Los artículos de Begoña Sánchez Chillón se publican en The Cult con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

Sitio Web: www.mncn.csic.es

logonegrolibros

  • La filosofía perenne
    Escrito por
    La filosofía perenne Aldous Huxley tenía la curiosa costumbre de escribir libros en los que atacaba algunas cosas que con el tiempo acabaría elogiando. Lo hizo con sus primeras narraciones cínicas y nihilistas en los años veinte, que…
  • Bertolt Brecht
    Escrito por
    Bertolt Brecht Bertolt Brecht fue modelo y, a veces, ídolo del teatro vanguardista y revolucionario de los años cincuenta. Sus acciones habían caído junto con la caída de aquellas certezas; la vanguardia ha sido sustituida por el…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • En tiempos de Carlos II
    Escrito por
    En tiempos de Carlos II El 1 de noviembre de 1700 moría en Madrid Carlos II, el último de los Austrias. Cuarenta días de agonía ponían fin a la vida de uno de los más desconocidos monarcas de nuestra Historia,…

Cartelera

Cine clásico

  • Go West
    Escrito por
    Go West Da pena ver cómo el cine del Oeste es objeto de pésimas parodias en ámbitos como la publicidad. Y es que el western es uno de los géneros más despreciados, desconocidos y abandonados por el…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La verdadera Matrix
    La verdadera Matrix Como tantos en todo el mundo, en noviembre de 2003 acudí esperanzado a ver la tercera parte (y supuestamente final) del filme The Matrix. Y como tantos, supongo, salí vagamente decepcionado. Si la segunda parte,…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre
    Escrito por
    "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre Fue el toque francés en el tiempo de los Correos Cósmicos [Die Kosmischen Kuriere: así se denominó a artistas como Schulze, Sergius Golowin, Wallenstein, Mythos, Popol Vuh y Walter Wegmüller]. Fue también el contacto entre…
  • Explorando a Joseph Touchemoulin
    Escrito por
    Explorando a Joseph Touchemoulin Parece llegada la hora de redescubrir a Joseph Touchemoulin (1727-1801), un francés que hizo casi toda su carrera en tierras germánicas. Violinista eximio, formado nada menos que por Tartini en Padua, se desempeñó como maestro…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El gamo gigante
    Escrito por
    El gamo gigante Los trazos son tan simples y la perspectiva tan escasa que uno se sorprende de poder observar tantos detalles. Casi puede uno imaginarse al animal en su ambiente natural y deducir sorprendentes pormenores sobre su…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC