graciasportadadefesq

El intento de asociar música e imagen existe desde el nacimiento de la imagen icónica en movimiento. Es decir, desde los orígenes del cine. Sin embargo, la fórmula no comienza a proporcionar resultados aceptables hasta la llegada de compositores como Alexander Scriabin y Arnold Schönberg y pintores como Kandisky y Picabia, con sus intentos de fusión de música, imagen, color y sonido, en experiencias sinestésicas y de traducción de un lenguaje o medio a otro.