Trestesauros500

La última noche de Alfonsina Storni



A veces los cantantes reflejan el dolor mejor que nadie. Un dolor que, por ejemplo, se hace verso en un disco imponente, Mujeres Argentinas (1969), donde la gran Mercedes Sosa interpela al espectro de Alfonsina Storni.

Confesiones de un burgués, Sándor Márai. Traducción de Judit Xantus Szarvas. Salamandra, Barcelona, 2004, 478 pp.

Suicidas japoneses

El tema del suicidio ha patrocinado numerosísimos estudios que, en su mayor parte, recurren a fuentes occidentales, especialmente europeas. Pero suicidas ha habido siempre y por todas partes. De ahí la utilidad del libro de Maurice Pinguet La muerte voluntaria en el Japón (traducción de Antonio Oviedo, editado por Adriana Hidalgo, 2017, 504 páginas).

Robin Williams murió ayer, 11 de agosto de 2014, a los 63 años, tras décadas de esfuerzos por mantenerse sobrio y de lucha contra la depresión. Algo ocurrió. Y probablemente nadie sepa nunca qué se le pudo pasar por la cabeza, ni si se podría haber evitado su muerte.

Una de las razones que explican por qué disponemos ahora de una visión global del suicidio es que la opinión los filósofos y de los sociólogos, evidentemente valiosa, se suma al enfoque integral que proponen los estudiosos del cerebro.



El cine japonés tiene numerosos ejemplos de suicidio, distintamente motivados, pero semejantes en lo que concierne a la ejecución. Por el honor de su señor se quitaban la vida los protagonistas de Los cuarenta y siete samurais (Genroku Chusingura, 1941). Un asunto de infidelidad es lo que desata una trágica orden de suicidio ritual contra Otane (Ineko Arima) en Tambor nocturno (Yoru no tsuzumi, 1958), de Tadashi Imai. El samurai Hanshiro Tsugumo (Tatsuya Nakadai) ha de practicar la misma liturgia sangrienta en Harakiri (Seppuku, 1962), de Masaki Kobayashi.



A veces los cantantes reflejan el dolor mejor que nadie. Un dolor que, por ejemplo, se hace verso en un disco imponente, Mujeres Argentinas (1969), donde la gran Mercedes Sosa interpela al espectro de Alfonsina Storni.