graciasportadadefesq

La ficción especulativa británica disfrutó de un impulso fundamental en 1871, cuando la revista Blackwood publicó La Batalla de Dorking, de George T.Chesney –ya comentado en un artículo anterior–. Este relato de la derrota inglesa ante las fuerzas alemanas invasoras, como si se tratara de un terremoto, dio lugar a numerosas réplicas, fundando un subgénero de historias de guerras futuras cuyo éxito se prolongó hasta el estallido de la auténtica guerra en 1914. Los primeros seguidores/imitadores se decantaron por formatos en los que se presentaban las narraciones como “memorias”, pero no pasaría mucho tiempo antes de que esos relatos de conflictos situados en el futuro adoptaran el formato de novela.

No hay consenso acerca de la primera vez que apareció el concepto de viaje temporal en la literatura. ¿Fue el primer viajero Ebenezer Scrooge en Cuento de Navidad (1843), de Charles Dickens? ¿Quizá el compatriota que Mark Twain imaginó llegando a tiempos medievales en Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo (1889)?

La retrospección es quizás la actividad más recurrente en el ser humano: añoramos cualquier tiempo pasado que fue mejor, más sugestivo o sencillamente más interesante. Llegados al momento clave de nuestra fascinación, en algunas ocasiones, hasta nos habremos preguntado ¿Qué hubiera pasado sí…?

El zoo steampunk de Gvozdariki

No sé por qué, pero me fascinan las criaturas del artista ruso Vladimir Gvozdev, también conocido por su seudónimo, Gvozdariki. Reducir su serie de animales mecánicos a un simple capricho steampunk sería una simplificación imperdonable, dado que hablamos de un creador inteligente y con evidentes referencias pictóricas.

La Biblia Steampunk

El steampunk, ese revuelto de estética victoriana y actitud punk, agitado sobre las más variadas formas culturales de la ciencia ficción, es un fenómeno que ha ejercido su influencia en el cine, la literatura, el arte, la música, la moda y otros ámbitos.

"Boneshaker", de Cherie Prest

Ligera y divertida, Boneshaker es una de esas lecturas que uno recomienda a todo aquel que quiera conciliar literatura de género y entretenimiento. Su autora, Cherie Priest, pone en pie un artefacto narrativo en el que encuentran acomodo tres fórmulas con multitud de seguidores: el steampunk –es decir, la ciencia ficción retrofuturista, con aires del XIX–, los zombies y la ucronía, o dicho de otro modo, la historia alternativa de un pasado que nunca ocurrió, pero que hubiera sido rabiosamente sugestivo.

Doctor Who: Sexta temporada



El Doctor Who (Matt Smith) es un extravagante aventurero capaz de viajar a través del tiempo y el espacio. En cada uno de sus viajes, Who y su compañera Amy (Karen Gillan) vivirán fascinantes aventuras que les llevarán a enfrentarse a todo tipo de alienígenas y monstruos.

"FreakAngels" de Warren Ellis

El propio Warren Ellis puso etiquetas a esta obra cuando la presentó en el ComicCon de San Diego allá por 2007. Retro-punk, steampunk y una trama juvenil derivada de la novela Los cuclillos de Midwich (1957), de John Wyndham, que muchos conocen a través de su versión cinematográfica, El pueblo de los malditos (1960).



«Es lo nunca visto —afirma el productor Jon Avnet, apodado “el padrino” de esta epopeya sin precedentes por su múltiple papel de mentor-productor-protector de Conran—. El corto destacaba cuando lo vi por primera vez por una serie de elementos clave, que siguen haciendo de él algo único a muchos niveles».



En pleno apogeo de la era industrial, un despiadado tirano ha desarrollado y desplegado una nueva arma con el diabólico propósito de poner el mundo bajo su yugo. Para combatir esta amenaza están las singulares cualidades de La Liga de los Hombres Extraordinarios.