logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

"Los cristianos", de Jesús Mosterín

Un relato histórico del cristianismo implica la revisión de sus vicisitudes a lo largo de los siglos, y en particular, de las relaciones que sus discípulos e intérpretes tuvieron con el Jesús que aparece en el Nuevo Testamento. El filósofo Jesús Mosterín afronta esta formidable labor con inteligencia, claridad y amplitud de referencias.

El retorno de los dioses

Una casualidad editorial me ha permitido leer a la vez un par de libros temáticamente ligados: Der deutsche Glaubenskrieg. Martin Luther, der  Papst und die Folgen, de Tillmann Bendikovski (Bertelsmann, Munich) y Los numerosos altares de la modernidad. En busca de un paradigma para la religión en una época pluralista, de Peter L. Berger (traducción de Francisco Javier Molina de la Torre, Sígueme, Salamanca).

Cuenta la tradición que las tres Marías (María de Cleofás, María Salomé y María Magdalena), acompañadas de la negra Sara, fueron puestas en una barca sin velas y abandonadas a su suerte. Desde las costas de Palestina, las Marías consiguieron llegar hasta la Camarga francesa. Y el punto exacto donde arribaron pasó a llamarse Saintes Maries de la Mer.

El diablo y la maledicencia

Para sacar la contraria y mostrar cierta imparcialidad en estos momentos de felicidad tras unos días horribles, me permitiré citar a un Papa, a Juan Pablo I.

No es necesario ser creyente para aceptar la perspectiva que plantea Roberto Blatt sobre tres religiones ‒la judía, la cristiana y la islámica‒ sin las cuales no se explica lo que hoy somos, y sobre todo, el horizonte intelectual, económico y político en el que nos proyectamos.

Los arqueólogos o los historiadores tal vez logren algún día descubrir el origen de esa extraña religión que se conservó en varias decenas de relatos que los hebreos llaman Tanaj y los cristianos Antiguo Testamento.

La batalla celestial

Patrocinio de ángeles y combate de demonios, del aragonés Francisco Blasco de Lanuza, es un libro de demonología. En realidad, bien podría decirse que es un tratado de estrategia militar.

La clausura

Primeros días de diciembre de 1563. En Trento, Italia, se celebra la última de las sesiones del Concilio que va a cambiar la estructura de la Iglesia Católica. Un Concilio que lleva dieciocho años de sesiones.

Hace años, en una distendida charla sobre libreros que asesinaban por hacerse con libros que ansiaban, me preguntaron por el libro que yo robaría y me llevaría a mi casa, si tal situación se diese. Bien, respondí, mis impulsos no llegan a tanto pero, desde hace muchos años, tengo especial fijación con un mamotreto que consulté en la Biblioteca Nacional. Un libraco de más de mil páginas, tamaño folio, escrito a dos columnas por Francisco Blasco de Lanuza, prior del Real Monasterio de San Juan de la Peña, en Huesca.

La creencia judeocristiana en un Final de los Tiempos, literalmente concebido como tal, o interpretado como el inicio de una nueva Edad de Oro después de la destrucción de la cultura humana, ha sido una expectativa característica de la cultura occidental. Desde hace más de veinte siglos no ha habido ninguna época que no haya estado pendiente de las profecías que lo anuncian.