Ben Affleck, tal vez lo sepan ya, es un formidable guionista y realizador. El núcleo de sus películas encierra siempre una verdad emocional y, cuando el argumento lo permite, una disección del alma irlandesa de Boston, su ciudad de origen.

Por primera vez en nuestro país, un volumen integral recoge todas las historias de Torpedo 1936, la mejor historieta de serie negra de las últimas tres décadas, que cosechó un éxito mundial desde sus inicios a ambos lados del charco.

En el momento en el que lean estas líneas, el asesinato habrá sido realizado con éxito. La maniobra de la tortuga dispara rápido y pronto, apunta a la sien, mancha lo justo, y no deja orificio de salida.

“El comisario Maigret, de la primera Brigada Móvil, levantó la cabeza y tuvo la impresión de que el ronquido de la estufa de hierro colocada en medio de su despacho y unida al techo por un grueso tubo negro se hacía más débil. Dejó el telegrama, se levantó pesadamente, reguló la llave y echó tres paletadas de carbón. 

Aunque todavía queda algún videoclub abierto, lo cierto es que ese tipo de negocio hace ya bastante tiempo que se extinguió, y durante varios años, las conocidas popularmente como “películas de videoclub” (cine de entretenimiento de presupuesto humilde, por lo general) han vivido en la cuerda floja.

Engaño en flashback

Phyllis Dietrichson es una rubia impostada que usa cadenitas en los tobillos. Y eso en plena década de los cuarenta. Una mujer así tiene por fuerza que engatusar a un tipo anodino, agente de seguros por más señas, que tiene escasos horizontes en su vida salvo evitar que alguien abuse de la compañía en la que trabaja.

"El cine negro 2", de Víctor Arribas

El cine, ese instrumento que usamos para tener una o muchas vidas alternativas, nos ofrece en ocasiones la oportunidad de sentir desesperación, intriga o amores fatales. O dicho de otro modo, nos conduce a ese universo peligroso al que llamamos noir.

Plegaria por un asesino a sueldo

Imagen superior: Lee Marvin en "Código del hampa" ("The Killers", 1964)

La opera prima de Javier Muñoz nos vuelve a traer una figura recurrente y siempre atractiva en el género negro: el asesino a sueldo.

"Órdenes sagradas", de Benjamin Black

Hipnótico, elegante, estilista, dominador del lenguaje, creador de un paisaje literario propio... las críticas bendicen a John Banville desde que en 1989 este editor y periodista publicara El Libro de las Pruebas. Desde entonces, una amplia trayectoria jalonada de premios y de lectores fieles que se han ido sumando al placer de disfrutar de una prosa fina, acerada y llena de observación inteligente.