graciasportadadefesq

Biografía de un piano

Se lo ha comparado con una bañera, un sarcófago, una nave, una máquina mágica que oculta un alma capaz de darle vida orgánica. Es un piano de cola.

En gustos se rompen géneros”. Y hay pocos campos donde esto sea más cierto que en el arte. Aunque hay criterios formales, es innegable que la apreciación de una obra artística es un asunto inevitablemente subjetivo.

Ver la música

Los humanos somos animales primordialmente visuales. Por eso a veces no nos damos cuenta de lo importante que resultan los estímulos que recibimos de nuestros otros sentidos, y de cómo enriquecen nuestra experiencia sensorial. A menos que los perdamos, claro.

Usted llega a casa después de un día duro, pone la radio y una canción que no había escuchado hasta ahora empieza a sonar. Le gusta y, de repente, empieza a sentirse mejor. ¿Es esto posible?

Investigadores en París han demostrado que, durante un examen a ciegas, diez violinistas solistas no han diferenciado entre los antiguos violines italianos, como los Stradivarius, y los actuales. El estudio reanuda un controvertido trabajo que los mismos autores publicaron en 2012 con los mismos resultados.

La ciencia y la tecnología prestan servicio al arte. Cada época ha tenido oportunidad de experimentar e innovar en materia de sonido y la nuestra no iba a ser menos. Los adelantos tecnológicos del siglo XX, como era de esperar, también se aplicaron en la música.

Todas las culturas humanas sienten con la música. Las regiones del cerebro implicadas en el reconocimiento de la melodía y el ritmo están fuertemente conectadas con el sistema límbico, que rige las emociones. Los científicos creen que la música ha estado implicada en la evolución de las relaciones afectivas y que lo que nos gusta de las melodías tristes es que, en realidad, nos hacen sentir bien.

José Luis Téllez es uno de los críticos y escritores musicales más prestigiosos de España.

Entrevista con Antón García Abril

 
En la obra del compositor español Antón García Abril figuras partituras inolvidables para el cine y la televisión –entre ellas, la banda sonora de El hombre y la tierra–. Sin embargo, su prestigio se debe a una maravillosa trayectoria como autor de música culta.

El musicólogo italiano Stefano Russomanno es responsable de la sección de música clásica de ABCD Las Artes y las Letras, suplemento cultural del diario ABC. Reproduzco a continuación la entrevista que le hice en 2006 para la revista Cuadernos Hispanoamericanos.