graciasportadadefesq

El caballero d'Éon, ¿hombre o mujer?

En la última revisión de La verdadera historia de las sociedades secretas, eliminé 70 páginas que el libro no resultara demasiado caro. Entre esas páginas había algunos apartados que quizá eran interesantes. Uno de ellos era el del curioso caso del caballero d'Éon, que venía a continuación de La única mujer masona (página 303) :

En una versión previa de La verdadera historia de las sociedades secretas, incluí este comentario, que luego se perdió en la edición definitiva:

La Esperanza Cubana

Hay viajes que resultan iniciáticos. Viajes que planeas un lunes y emprendes ese mismo domingo. Viajes que, sin saber cómo, se te meten en la cabeza y no te queda otra que llevarlos a cabo. Viajes que te marcan, que se te quedan anclados en tu hipocampo y, sin aviso previo, te mandan fogonazos, en cualquier momento, sin saber porqué. Chispazos endorfínicos que son como chutes de heroína, que te enganchan y te mantienen en una nube.