Trestesauros500

"El Santo Grial", de Carlos Taranilla

A veces abrigo la sospecha de que los grandes misterios de la historia ‒especialmente los que han originado tradiciones iconográficas y narrativas‒ se minimizan cuando caen en manos de expertos que no lo son en realidad. El Santo Grial es uno de esos temas que, pese a su importancia, han generado infinidad de estudios frívolos y olvidables. Por suerte, el de Carlos Taranilla es un magnífico ensayo que, a contracorriente, analiza todas las perspectivas del grial con seriedad y rigor documental.

Año 3000 d.C. Inglaterra sufre una invasión alienígena que devasta el país y causa millones de refugiados. Uno de ellos, Tom Prentice, pierde a sus padres mientras huye del caos y se refugia en el túmulo de Glastonbury, donde descubre la tumba del rey Arturo. Éste, fiel a la leyenda, despierta al sentir el peligro que se cierne sobre su país y, acompañado por Prentice, se dirige a Stonehenge para liberar de su letargo a su maestro y aliado Merlín.

La factoría de superproducciones de épicas medievales no descansa ni un instante: después de El Señor de los Anillos y Juego de Tronos, de su cadena de montaje llegó en 2017 la enésima puesta en escena de las proezas de los caballeros de la Mesa Redonda: Rey Arturo: La leyenda de Excalibur.

Se dice que el rey Arturo regresará de su merecido descanso en Avalón cuando Inglaterra más le necesite. Posiblemente lo haga ahora, para vengar la afrenta que ha perpetrado Guy Ritchie con esta espantosa película.

En busca del Grial

Nada tangible queda de Jesucristo, uno de los personajes míticos más poderosos de la historia y es esa ausencia, justamente, la que promueve su búsqueda, una búsqueda de necesaria mitología. Que yo sepa, hay dos sagrarios, en Brujas y Mantua, que atesoran su sangre, la derramada en el martirio, que pasa de sólida a líquida una vez por semana.

"Merlín", de Robin Wood y Enrique Alcatena

La tradición caballeresca, impulsada por la literatura del ciclo artúrico, dio lugar a un catálogo imborrable de personajes. Ese repertorio, conocido por los especialistas como la "materia de Bretaña", tiene dos fundamentos: la Historia Regum Britanniae (1136), de Geoffrey de Monmouth ‒que en España editó primorosamente Siruela‒ y las novelas y relatos que, hasta 1230, completaron la llamada Vulgata artúrica.

El guionista de Dos hombres y un destino y La princesa prometida, William Goldman, considera que el desenlace de la película Excalibur es uno de los peores que conoce:

"Excalibur" (John Boorman, 1981)



La leyenda del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda sirven de inspiración a John Boorman en esta bellísima e influyente producción británica.



Me gusta imaginar un universo paralelo en el que es posible recomendar películas tan llenas de defectos como En tiempo de brujas. Y es que, aunque parezca desconcertante, los films mediocres pero simpáticos merecen –hoy más que nunca– ser tenidos en consideración.



Combinar el horror con el cine histórico es el propósito de los dos principales artífices de Black Death: el realizador Christopher Smith y el guionista Dario Poloni. Protagonizan esta inquietante aventura medieval Sean Bean, Eddie Redmayne, Carice van Houten y Kimberley Nixon.