graciasportadadefesq

En el último tercio del siglo XIX apareció en el árbol de la CF una rama nueva, la de las Guerras Futuras y las fantasías de invasión. Esta tendencia respondía a la transformación que estaba teniendo lugar en el ámbito bélico, transformación que rompía los esquemas asumidos hasta entonces como sólidos por los militares y, por tanto, generadora de un sentimiento de inseguridad e indefensión. Los masivos enfrentamientos de la Guerra de Secesión norteamericana y la carnicería de la guerra franco-prusiana de 1871 habían conmovido tanto a soldados como civiles.

Ciencia y guerra

La ciencia es una fuerza social muy poderosa. Ha traído incontables beneficios para el ser humano, en áreas que van de la salud a las comunicaciones, y de la producción de más y mejores alimentos al cuidado del medio ambiente. Y, por supuesto, nos ha dado una cada vez mejor y más profunda comprensión del mundo en que vivimos.

El espectáculo de la violencia

La guerra, las revoluciones y sus protagonistas ocupan un destacado papel en los espectáculos ópticos, los gabinetes de figuras de cera y las tablas teatrales.

¿La guerra impulsa la evolución cultural?

Una herramienta computacional simula el desarrollo de las comunidades humanas y predice dónde y cuándo surgieron las sociedades más complejas. Los fundamentos han sido publicados en la revista PNAS.

Si la Cuarta Guerra Mundial se librará con piedras y palos, en la tercera seguramente se usarán virus y bacterias.

"Guerra", de Sebastian Junger

«Sus vidas –escribió en cierta ocasión el mítico reportero Ernie Pyle– consistieron única y completamente en la guerra, ya que fueron y siempre serían infantería de combate. Sobrevivieron porque los hados les fueron favorables, ciertamente, pero también porque se habían vuelto duros e inmensamente sabios, en el sentido del instinto de auto preservación animal.»