Trestesauros500

A veces me gusta imaginar lo que debe de sentir un científico cuando realiza un hallazgo excepcional. No me importa reconocer cierta envidia, incluso cuando no tengo nada claro qué implica el descubrimiento, o cuando me obligo a responder intuitivamente a dudas que sólo se resuelven a fuerza de tiempo y esfuerzo.

Raymond Smullyan propone problemas de ajedrez en los que, en vez de averiguar cómo se puede matar al rey en tres jugadas, hay que averiguar, dado un tablero con las piezas situadas en una posición determinada, qué sucedió en las últimas jugadas. Es decir, no se pregunta por lo que va a suceder, sino por lo que ya ha sucedido. Se tiene que deducir el pasado, en vez de anticipar el futuro.

He meditado mucho, estos días pasados, a raíz del descubrimiento de las ondas gravitacionales en 2016. Nada científico, todo hay que decirlo, porque a mí, lo de la astronomía, se me escapa de las entendederas.

En 1988, tras el éxito de ¿Está usted de broma, Sr. Feynman?, Ralph Leighton editó este nuevo libro, en el que también se reproducen los recuerdos que el físico Richard P. Feynman le confió en una larga serie de conversaciones grabadas. Como sucedía en su precedente, ¿Qué te importa lo que piensen los demás? es, al mismo tiempo, un libro de divulgación ‒a distancia astronómica de cualquier pedantería‒, un anecdotario rutilante y unas memorias llenas de revelaciones.

El placer de leer ‒o escuchar‒ a Richard P. Feynman se diferencia del que proporcionan otros científicos en la medida en que el humor, la heterodoxia y la inteligencia ocupan, en su caso, un espacio equiparable. A diferencia de otros sabios poco dotados para las relaciones públicas, él supo teñir de simpatía cada una de sus apariciones, convirtiendo esa cualidad en un rasgo de estilo que, por otro lado, jamás le restó profundidad a su discurso.

Metáforas de cine

Aceptar que la Tierra es redonda y que no se caigan los que viven en "el lado de abajo", y que, además, se mueve en el espacio a una velocidad vertiginosa, sin que nos caigamos todos, es algo que choca contra la intuición y el sentido común. No es extraño que muchos se negaran a aceptarlo.

El efecto doppler

El efecto doppler es una de las curiosidades del mundo físico que más me gusta. Tiene que ver con la longitud de onda emitida por un cuerpo en movimiento. Lo más curioso es que Christian Doppler lo detectó en relación con la luz en 1842, pero poco después fue aplicado también al sonido.

Erwin Schrödinger (1887-1961)

Los físicos y científicos no sólo hacen experimentos en el laboratorio, sino también en el interior de sus propias mentes. Uno de los experimentos mentales más famosos es el conocido como “El gato de Schrödinger”.

Probabilidades

Nada en ciencia es cien por ciento seguro. Tampoco lo es en ninguna otra área de la vida, a excepción, ya se sabe, de la muerte y los impuestos.

Nada: Del cero absoluto al olvido cósmico

El cero, la nada, el espacio vacío, la antimateria... Pocos conceptos se me antojan más sugerentes a la hora de encontrarles lógica y sentido.