graciasportadadefesq

Oliva Sabuco

En 1587 se publicó en Madrid Nueva Filosofía de la Naturaleza del Hombre. Su autora, Oliva Sabuco de Nantes Barrera, dedica la obra al rey Felipe II y explica que trata:

"La edad del espíritu", de Eugenio Trías

Crear lo invisible o, al menos, a partir de lo invisible: puede ser la mejor manera de definir la tarea humana en la historia, que siempre tiene algo de fe, de confianza en lo externo. Lo repito a propósito del obeso libro de Eugenio Trías, La edad del espíritu (721 apretadas páginas publicadas por Destino), ya que de regeneración, fe y origen se trata.

Valdría la pena repasar las fechas y resituar a la llamada «generación del 98» en el año del asunto Dreyfus (1894) y esta recopilación unamuniana, donde están diseñadas las tensiones del 98.

La historia es la categoría «fuerte» del pensamiento orteguiano. Le vale para pensar la filosofía como work in progress, al hombre como ser diferido en el tiempo, y al ser como ser histórico que pone límites y permite conformar una metafísica.

José Ortega y Gasset (Madrid, 1883-1955), doctor en Filosofía y Letras, amplió estudios en las universidades de Leipzig, Berlín y Marburgo, consiguiendo a los veintisiete años la cátedra de Metafísica de la Universidad Central de Madrid. En 1923 funda Revista de Occidente, una de las publicaciones culturales de mayor prestigio internacional.

José Ortega y Gasset (1883-1955) realizó sus estudios de Filosofía en Madrid, donde obtuvo el grado de doctor en 1904. Amplió sus estudios en Alemania, en las Universidades de Leipzig, Berlín y Marburgo.

El pensamiento de Ortega no es sistemático, aunque él emplee con relativa felicidad este adjetivo cuando explica que todo pensar implica una teoría del pensar. El pensamiento de Ortega es sostenido pero fragmentario. De algún modo, toda su vida escribió un descoyuntado sistema de la razón vital, sin acabar de escribirlo, porque razón y vida tienen un punto de encuentro momentáneo y repetitivo: la historia.