Un poco de todo hay en Volar en círculos. Historias de mi vida de John Le Carré que, traducido por Claudia Conde, ha editado Planeta en Barcelona. A una serie de crónicas  sueltas, mayormente prescindibles, se añade un par de capítulos de autoanálisis, imprescindibles. No sólo guardan al fino y encarnizado investigador de sí mismo sino que permiten pensar acerca de la calidad vocacional de cierto tipo de escritor, el que podríamos llamar escritor espía. Me atrevo a pensar que es generalizable y decir que cualquier escritor lo es.

"Desde Rusia con amor", de Ian Fleming

Vuelve James Bond, el espía individualista, atractivo y seguro de sí mismo, violento y dispuesto a crear ansiedad incluso al archivillano más temible. Para críticos y aficionados, Desde Rusia con amor (From Russia with Love, 1957) es una de sus mejores aventuras, y seguramente nos encontremos ante la mejor novela de todas las que Ian Fleming dedicó al agente secreto 007. No faltan razones para justificarlo.

Espías de Franco es uno de esos libros singulares que, al tiempo que saturan de grises la historia reciente, nos sorprenden con hallazgos de largo alcance. El contexto: nuestra Guerra Civil. Con la mirada puesta en esa etapa, Josep Guixà, documenta la experiencia de dos catalanes ilustres, el político Francesc Cambó y el escritor y periodista Josep Pla, que colaboran secretamente con los sublevados a través de la red SIFNE (Servicios de Información de la Frontera del Nordeste de España).

Una historia de espionaje significa que, por lógica pura, hay zonas concretas del relato que ya conocemos: la información que hay que robar, el método detectivesco que hace falta para desactivar la amenaza, la chispa que ese mecanismo perverso necesita para activarse...

Crítica de "Skyfall" (2012)

Uno de los mejores Bond de toda la historia de la saga. Trepidante, profunda, llena de emoción y elegancia, esta película es una carta de amor al agente 007, elaborada con todos esos ingredientes que lo han convertido en un mito.

Crítica de "El invitado" (2012)



Lo que le pasa al thriller de acción –o lo que yo creo que le pasa al thriller de acción– es que ya no puede esquivar los tópicos. El admirador del género tiende a escandalizarse ante tales sugerencias. Pero el observador imparcial no se escandaliza, porque sabe que el ánimo transgresor casa mal con los tiroteos y las persecuciones.

"El topo", de John Le Carré

El topo (Tinker, Tailor, Soldier, Spy, 1974) es una de las mejores novelas de espionaje de todos los tiempos, tanto por su calidad literaria como por el profundo conocimiento que su autor, John Le Carré, tiene de los servicios secretos.

"Calderero, sastre, soldado, espía" (1979)



A partir de la novela El topo, de John le Carré, Arthur Hopcraft escribió esta fabulosa adaptación televisiva, que aún se menciona como uno de los mayores logros de la BBC.

Crítica de "El topo" (2011)



Disponiendo de un punto de partida soberbio –la novela El topo–, y de un antecendente difícilmente superable –la teleserie Calderero, sastre, soldado, espía–, Tomas Alfredson nos regala uno de los largometrajes más inteligentes de la temporada.



Los jurados de los festivales o el caprichoso gusto de cierta crítica no están hechos para espectáculos tan decididamente comerciales como Misión: Imposible 4. Y es una lástima, porque nos hayamos ante una película bien realizada, amena, seductora y de ritmo endiablado, de ésas que te atrapan sin que a lo largo de su metraje consultes una sola vez el reloj.