Trestesauros500

Walter White pasó de ser un anodino profesor de Química en Albuquerque a convertirse en el mejor fabricante de metanfetamina del mundo gracias a sus magistrales conocimientos de cristalografía. La disciplina que encumbró al protagonista de la serie Breaking Bad es la misma en la que se basan la pasta de dientes, los smartphones, los antibióticos y hasta el chocolate. La UNESCO ha declarado 2014 Año Internacional de la Cristalografía, una ciencia con fuertes raíces en España, que arranca con los romanos y está viviendo una fructífera etapa con el acelerador de partículas ALBA.

Despertamos allí donde los cambios nada valían, en apariencia. Después, cruzamos las fronteras del ordenamiento periódico, tan previsible, atravesando territorios plagados de simetrías prohibidas, hasta alcanzar los confines de la armonía, donde la parte y el todo se hermanan en la proporción divina. Y dimos aún un paso más. Un salto atrevido hacia la danza fascinante del cristal aperiódico de la vida, donde un orden inscrito en el seno de la materia orgánica se desvela en el código que define a la más universal de todas las lenguas…