graciasportadadefesq

Miles de personas desfilan diariamente por el perfil que Ángel Sanchidrián abrió en Facebook. Y lo hacen igual que si fuera una consulta cotidiana con su humorista de cabecera. O igual que ese encuentro con el compañero ocurrente que anima la tertulia en el café, tras la consabida sesión de cine.

Lo que el cine se llevó

En mis garbeos por la ciudad, recuento heridas tras las huellas de ciertas cicatrices.No me refiero a las obras públicas con que damos todos los días sino a los centros comerciales, casas de viviendas y agencias de automóviles que ocupan el espacio de antiguos cines desafectados.

El futuro del cine

Louis Lumière tenía grandes dudas sobre la pervivencia del cine que acababa de inventar. Se preguntaba cuánto tiempo duraría el entusiasmo que suscitaban La salida de la fábrica o Llegada del tren…

El cine es, quizá, el único arte que, estrictamente, ha creado la cultura de la industria. Sería impensable sin ella, aunque los aportes de otras artes precedentes, de la pintura a la historieta, pasando por el teatro, la novela, el ballet y la ópera, fueron decisivos en cuanto al contenido de las imágenes.

Cine de barrio

Terminada la cena, papá decía: «Vamos al cine». Las mujeres de la casa retocaban sus peinados y todos enfilábamos hacia la calle. En mi recuerdo, siempre es una noche de primavera y caminamos bajo árboles recién rebrotados. Por entonces, en cualquier ciudad, a menos de un kilómetro se contaba con un cine de barrio.

La cultura del tabaco

He visto, en medio siglo, pasar el humo del tabaco del castigo al castigo, dejando en el centro una época de “permisionismo” que, más o menos, coincide con mi juventud.

El árbol genealógico que enlaza y ordena a los grandes o pequeños cineastas ha ido ramificándose desde 1895, generando una industria poderosa y un culto que se ha convertido en mitología para todos aquellos que citan la cinefilia como parte de su personalidad.

La solución última para alcanzar la felicidad en estos tiempos de zozobra no es otra que el conocimiento. Conocimiento para sortear la incertidumbre. Conocimiento para apropiarse de esa herencia universal que es nuestro acervo cultural y científico. Conocimiento para lidiar con las emociones, adaptándonos a los vaivenes del destino.

Ciencia y circo

Para muchos, esta secuencia es el principio del arte y la técnica sin los que nuestro siglo sería inimaginable: el cine. Pero dejemos de lado este aspecto por un momento y tratemos de regresar a la intención original del experimento. Se trataba, más que de la representación unificada del movimiento —tarea que ocuparía al autor el resto de su vida—, de la búsqueda de un instante predeterminado, de un sí o no que dura menos que una milésima de segundo: se trataba de la fragmentación del movimiento mismo.

Películas incorrectas

Hace unos años, acudí a la proyección en la Filmoteca de unas cuantas películas mudas del Archivo de la Filmoteca de Viena. Muy interesantes. Nikolaus Wostry, conservador del Filmarchiv Austria, nos contó (con la traducción de Miguel Marías) algunos detalles llamativos.