graciasportadadefesq

No conozco a ningún adolescente que no se enamore de esta película. Que no imagine que forma parte del argumento, que no sienta removerse algo dentro de sí al visionarla por primera vez. Esta es la película que tienes que ver a los trece años. Tendría que formar parte de la iniciación a la juventud, tendría que ser asignatura obligatoria en la educación sentimental, tendría que incluirse en el pack que los padres utilizan, con mayor o peor fortuna, para enseñarles a los hijos que la vida está por delante.

Este libro demuestra lo rápidamente que los modelos instaurados por H.G. Wells se utilizaron para avanzar, lentamente pero con firmeza, hacia la consolidación de la ciencia-ficción como género.

Marshall McLuhan predijo en el siglo XX muchos de los cambios que estamos presenciando, cuando se refirió a la trasformación que estaba teniendo lugar entre una civilización basada en los libros, la galaxia Gutemberg, y otra electrónica, la galaxia Marconi, que haría que el mundo se convirtiera en una «aldea global», en la que lo audiovisual sustituiría a lo textual. McLuhan murió en 1980, por lo que apenas pudo conocer Internet y los ordenadores personales, que han desbordado sus más locas predicciones de profeta de la nueva era.

"Romeo y Julieta", vistos por Éric Ruf

No estaba escrito que las obras de Shakespeare pudieran alcanzar la posmodernidad, pero este dramaturgo tuvo la felicidad póstuma de convertirse en nuestro contemporáneo.

Vamos conservando, en libros y en películas, o en la caja de los recuerdos, imágenes que a menudo no son fidedignas, pero que nos sirven para imaginar a los personajes históricos. Quizá por esta razón, algunas de esas figuras han sido mitificadas de tal forma que ya resulta imposible separar la realidad de la leyenda.

Asiste uno fascinado, como le sucederá a casi cualquier lector, al repertorio que nos ofrece Nuccio Ordine. Un breviario de textos clásicos, comentados por alguien que ha leído mucho y que agradece las lecciones recibidas con una perspicacia y una claridad asombrosas.

Félix de Azúa (Barcelona 1944) es escritor, periodista, catedrático de estética y doctor en filosofía. Su trabajo nace desde la literatura y el arte. De su propuesta para superar el Arte por las Artes nacen obras como Aprendizaje de la decepción, La pasión domesticada, Diccionario de las Artes o Autobiografía sin vida.

Si bien la figura del arquero de Sherwood está rodeada por las densas brumas de la leyenda, no menos cierto es que su mítico arco era una arma profundamente implantada en la sociedad inglesa. Dicha implantación, unida a otros factores, dio una ventaja táctica a los ejércitos ingleses. Los mayores éxitos fueron cosechados entre mediados del siglo XIV y principios del XV. O lo que viene a ser lo mismo: durante la Guerra de los Cien Años.

La muerte aplazada

En La improbable verosimilitud de Shakespeare me referí a la regla de las tres unidades (lugar, tiempo y acción), atribuida a Aristóteles por los preceptistas del Renacimiento y adoptada por los clasicistas francesas. Allí hablé de cómo Shakespeare se saltaba la unidad de lugar y trasladaba la acción de un lugar a otro sin importarle la supuesta inverosimilitud de que un mismo escenario representase lugares diferentes.

Potencia y acto en Shakespeare

Aristóteles afirmaba que todas las cosas tienen ciertas cualidades en potencia y ciertas cualidades en acto. Es decir, que hay cosas que pueden ser (en potencia) y cosa que son (en acto).