graciasportadadefesq

Nos hemos convertido, por distintas razones, en un espectadores cínicos. En estos tiempos, los cineastas encargados de hacer películas de Superman sienten vergüenza a la hora de decir la palabra “Superman”, y convierten al héroe por excelencia en un personaje amargado y homicida. No hay lugar para la pureza, todo tiene que verse a través de una lente de desdén.



Se supone que las bodas son para reunir a la familia y los amigos para celebrar el amor de una pareja, pero para la mayoría de los invitados solteros estas grandes fiestas también son importantes por la barra libre y la posibilidad de conocer a alguien.

Con ¡Qué dilema! (The Dilemma), Ron Howard se reincorpora a esa fiesta sin fin que es la comedia de enredo hollywoodense. Con este moderno y ácido vodevil, Howard quiere satisfacer a un público que coincide con el perfil demográfico de sus protagonistas: Vince Vaughn, Kevin James, Winona Ryder y Jennifer Connelly.

Encuentro con Vince Vaughn. "Fred Claus"



La Navidad, por supuesto... Pensándolo bien, tiene su gracia: los mismos espectadores que a lo largo del año esperamos películas originales y estimulantes, nos sentimos encantados cuando la cartelera navideña cumple con una vieja tradición. La de brindarnos títulos familiares, en los que, a ser posible, aparezcan Papá Noel, su trineo tirado por renos y esa legión de duendecillos que empaquetan regalos con papel de colores.