graciasportadadefesq

"Un bigote para dos": Vigencia de un humor

Cuántas veces no habremos defendido, con afán de polemizar y alumbrados por el morapio, que la ciencia más apta para la comprensión del humor es la Física. Al fin y al cabo, la forma más pura del humor visual –el slapstick, o sea, la comedia de tartazo, tortazo y batacazo– se rige por las leyes inalterables de la energía cinética y la fuerza centrífuga. Defendía Henri Bergson el carácter puramente mecánico de los dispositivos que ponen en marcha la risa y a ello se atuvieron con admirable precisión Buster Keaton y los Keystone Kops de Mack Sennett.

Ya no quedan. Los genios cada vez escasean más. Y Antonio Mingote, que acaba de írsenos, era uno de ellos. Un genio con mayúscula, de un arte e inteligencia que resumen lo que fue la otra Generación del 27: la de Edgar Neville, Jardiel, Mihura, Tono y otros autores admirables.


Ahora que el cine español, por motivos sobradamente conocidos, no pasa por sus mejores momentos, es un buen momento para recordar las obras maestras que produjo nuestra cinematografía durante las décadas de los cuarenta y los cincuenta. Entre esas maravillosas películas, destaca La torre de los siete jorobados, dirigida por Edgar Neville, con guión de José Santugini, basada en la novela homónima del escritor bohemio Emilio Carrere.

Las chicas Picó

José Picó (1904-1991) fue uno de los dibujantes más populares de España, tanto en los años previos a la guerra civil como en los posteriores.



Periodista y autor de numerosos ensayos de tema histórico y musical, Florentino Hernández Girbal fue uno de los más destacados conocedores de la primera edad del cine español. Responsable del montaje de La malcasada (1926), de Francisco Gómez Hidalgo, ejerció la crítica cinematográfica y colaboró durante los años treinta en revistas pioneras, como la popular Cinegramas. El presente artículo reúne pasajes de tres entrevistas que mantuve con él entre 1998 y 2000. He preferido no transcribir mis preguntas, y dejar que sea Hernández Girbal quien nos revele su emocionante testimonio.