Trestesauros500

Hombres, letras y guerras

Entre las tantas costumbres que nos identifican, los animales humanos tenemos el simbolismo y la guerra. Emitimos símbolos que se transmiten de boca en boca, se escriben, se tallan, se edifican y se esculpen. Tienden a perdurar. La guerra, a la vez, propende a destruir y aniquilar. Esta extraña y despareja pareja ha llevado a Toni Montesinos a escribir No habrá muerte. Letras del Gulag y el nazismo de Boris Pasternak a Imre Kertèsz (Fórcola, Madrid, 2018, 241 páginas).

El viaje, o el anhelo de viajar, es una perspectiva literaria que resulta demasiado profunda como para solventarse con una simple descripción del itinerario. Buen ejemplo de ello es la nueva obra de Toni Montesinos, Los tres dioses chinos. Un viaje a Pekín, Xian y Shanghái, desde Nueva York y hasta Hong Kong.

Una de las razones que explican por qué disponemos ahora de una visión global del suicidio es que la opinión los filósofos y de los sociólogos, evidentemente valiosa, se suma al enfoque integral que proponen los estudiosos del cerebro.