Trestesauros500

Supongo que nadie elige serlo. Para convertirse en una estrella de culto, la fama y el talento suelen traer aparejado un destino más o menos trágico. Son vidas en suspenso, que pagan ese precio para convertirse en mitos.



Aunque se hayan hecho numerosas versiones para televisión (en 1938, 1952, 1967, 1980 y 1995) de la clásica novela Orgullo y prejuicio de Jane Austen, sólo existía un largometraje realizado en 1940, dirigido por Robert Z. Leonard, protagonizado por Laurence Olivier y Greer Garson. Orgullo y prejuicio regresa triunfante a la gran pantalla de la mano de Joe Wright.