Trestesauros500

De todas las maneras que tiene un escritor de ciencia ficción de alcanzar la fama, sin duda la más original fue la elegida por Lafayette Ronald Hubbard. No llegó a ella a través de sus numerosos relatos firmados con diversos pseudónimos (Rene Lafayette, Tom Esterbrook, Kurt von Rachen, Captain B.A. Northrup, Winchester Remington Colt), sino en su calidad de fundador de la Iglesia de la Cienciología.

Vuelve a la pantalla el personaje creado por el novelista británico Lee Child: un ex-militar, Jack Reacher, que resuelve sus casos con grandes dosis de intuición y riesgo. Un nómada, capaz de ver sin ser visto, que pasa desapercibido hasta que sus servicios resultan imprescindibles.

Estoy casi seguro de que, antes de comenzar el rodaje, los creadores de esta nueva entrega de Misión imposible se sentaron para ver Con la muerte en los talones y un par de clásicos de James Bond.

Estás jugando a un videojuego bélico, tipo Call of Duty, en nivel de dificultad extrema. En ese nivel basta un tiro del enemigo para morir. Entonces te suele asaltar la certeza de que, en una batalla real, lo más normal es acabar muerto, y no hay manera de reiniciar la partida.

A las personas que odiamos a la Humanidad (por tanto, también a nosotros mismos), las películas inspiradoras de buenos sentimientos nos suelen dar por culo. Por eso no entiendo mi fijación emocional con Rob Reiner.

Crítica de "Oblivion" (2013)

El espectador, como ya ocurrió con la anterior película de Joseph Kosinski, Tron: Legacy, amará u odiará Oblivion, pero no saldrá ileso de su poderío visual y de su fascinante imaginería.

Crítica de "Jack Reacher" (2012)

A no ser que uno deteste los thrillers de acción, está claro que Jack Reacher es una afortunada mezcla de los mejores tópicos del género, incluidos aquellos que pueden parecer más imprudentes en esta era de corrección política.

Premiere de "Misión imposible 4" en Madrid



Ayer, en el madrileño cine Callao, tuvo lugar la premiere de Mision Imposible - Protocolo Fantasma. El estreno contó con la presencia de los actores Tom Cruise, Paula Patton, Simon Pegg y el director Brad Bird.



Los jurados de los festivales o el caprichoso gusto de cierta crítica no están hechos para espectáculos tan decididamente comerciales como Misión: Imposible 4. Y es una lástima, porque nos hayamos ante una película bien realizada, amena, seductora y de ritmo endiablado, de ésas que te atrapan sin que a lo largo de su metraje consultes una sola vez el reloj.

Tom Cruise es Ethan Hunt, un agente secreto acusado de las muertes de sus compañeros. Huye de criminales contratados por el gobierno, logra entrar en los recintos secretos de la CIA, consigue subir al techo de un tren rápido como una bala... Hunt hará lo imposible para ir por delante de sus perseguidores y descubrir la verdad.