Trestesauros500

Juan Antonio Bayona como realizador, Eugenio Mira como director de la segunda unidad, Bernat Vilaplana en la sala de montaje y Óscar Faura como director de fotografía. Ahí tienen cuatro razones que explican la calidad de esta superproducción, una cinta de aventuras en la que los detalles previsibles se alternan con una sucesión de aciertos más que sorprendente en una secuela.

Cuando Parque Jurásico (1993) se convirtió en la película más taquillera de todos los tiempos, Universal Studios tomó la obvia decisión de producir una secuela. Michael Crichton, que no tenía previsto continuar la historia de su primera novela, se vio más o menos forzado a volver sobre los personajes y en 1995 presentó El mundo perdido, de la que ya hablé en un artículo anterior y cuya lectura recuerda inevitablemente a la novelización de un guión cinematográfico.

Parque Cretácico

Una de las películas más taquilleras de 1993 fue Jurassic Park, dirigida por Steven Spielberg y basada en la novela del mismo nombre, escrita en 1990 por Michael Crichton. Aquel film dio lugar a varias continuaciones: The Lost World: Jurassic Park (1997), Jurassic Park III (2001), Jurassic World (2015) y Jurassic World: Fallen Kingdom (2018).

Lo mejor de Ready Player One no es que Spielberg mejore el planteamiento ideado por Ernest Cline en su novela. O que, de cuando en cuando, reavive ese estilo entrañable y desenfadado que ya disfrutaron los niños y jóvenes de otro tiempo en sus primeras producciones para el sello Amblin. En absoluto. Lo mejor está en su modo de narrar. Que siga siendo el Spielberg de siempre, capaz de convertir cualquier historia en un relato único.

"Ready Player One", de Ernest Cline

Se prestan el título y la trama de esta entretenidísima aventura a algunas consideraciones interesantes. En efecto, el punto de partida de Ready Player One es una inagotable partida virtual, cuyo protagonista es un videojugador decidido a alcanzar la victoria como si no hubiera un mañana.

Siempre se siente un cierto temor a la hora de hablar sobre una buena película de Spielberg, porque hay pocas cosas mejores que una buena película de Spielberg, director de tantas obras imprescindibles de la historia del cine.

A comienzos de los noventa, aunque Steven Spielberg había ya consolidado su posición como uno de los principales directores de Hollywood, no podía decir que la anterior década le hubiera reportado tantas alegrías como todo el mundo había esperado.

¿Por qué nos fascinan tanto los dinosaurios? Hay algo en ellos que nos toca de forma muy profunda, algo que comienza desde nuestra misma infancia. ¿Quién no ha tenido un hijo o un sobrino capaz de memorizar los nombres en latín de decenas de dinosaurios?

Coincidencias en el espacio exterior

En 1982, E.T., de Steven Spielberg se convirtió en la película más taquillera del año. El éxito se renovó en el circuito de los videoclubs. Para homenajear a su amigo y colega, George Lucas publicó un mensaje en la revista Variety donde el pequeño extraterrestre aparecía junto a los protagonistas de La Guerra de las Galaxias.

Hasta el momento, 2016 está siendo un año lamentable en casi todos los ámbitos. Como no es mi intención deprimir a nadie, me limitaré a hablar solamente de uno de esos ámbitos: el cine comercial o, si lo prefieren, los blockbusters.