graciasportadadefesq

Resulta que, al final, Steven Soderbergh no se retiró definitivamente del cine, pese a lo que dijo hace unos años. Y nos alegra, la verdad, porque es un director que, pese a no exhibir un estilo personal reconocible, domina a la perfección el lenguaje cinematográfico y no pocas veces sorprende con sus proyectos.



El Diccionario Webster define "Limey" como "palabra de argot para el marinero británico, así llamado debido a la obligación que tenía de ingerir zumo de lima sirviendo en la Marina con el fin de combatir el azote del escorbuto." Sin embargo, en El Halcón Inglés (The Limey), de Steven Soderbergh, el personaje a quien hace referencia el título intenta defenderse de un tipo distinto de escorbuto: aquellos que asesinan a los inocentes.



El siempre inquieto Steven Soderbergh se atreve con el cine de catástrofes en esta sólida producción centrada en una hipotética pandemia y el modo de combatirla. Un excelente reparto y una estimable seriedad la convierten en una buena muestra de su género.

Soderbergh dirige. En el reparto, se lucen Ewan McGregor, Michael Fassbender, Channing Tatum, Michael Angarano, Antonio Banderas y Michael Douglas. ¿Y quién es la protagonista? Permítanme que les presente a Gina Carano.



"Un hombre nacido con una voluntad inquebrantable descubrirá su propia habilidad para inspirar y dirigir a los demás". Así define el realizador Steven Soderbergh al Che Guevara.

Según el productor Jerry Weintraub, fue en una conferencia de prensa durante la gira promocional de Ocean’s Eleven en Roma donde se planteó por primera vez a los actores y a los realizadores la cuestión de hacer una secuela.



El director Steven Soderbergh dice que todavía no había concluido el trabajo para Ocean’s Twelve cuando ya empezó a pensar en ideas para la próxima entrega Ocean’s Thirteen.



Cuando se estrenó en diciembre de 2001 la película Ocean’s Eleven, dirigida por Steven Soderbergh y con un reparto estelar, su éxito en todo el mundo superó incluso las expectativas de su productor, Jerry Weintraub.

Guste su cine o no, hay que reconocer que Steven Soderbergh nunca cae en la rutina ni en el forma ni en el fondo de sus películas. En esta ocasión, nos muestra la actualidad de los ejecutivos neoyorquinos y de la prostitución de lujo con un estilo moderno y casi experimental.



La condición de estrella en Benicio del Toro se nos olvidaría si no tuviéramos a mano las críticas de sus películas.