graciasportadadefesq

Doce hombres sin piedad, la película dirigida por Sidney Lumet y estrenada en 1957, con Henry Fonda como principal intérprete, es teatro filmado de alta calidad por el que el tiempo ha pasado levemente, porque sus valores son casi atemporales y su técnica continúa estando al servicio del mensaje.

La cara y la cruz

La señorita Marple decía siempre que la naturaleza humana es la misma en todas partes. Ella encontraba paralelismos de sus vecinos de Saint Mary Mead en todas las mansiones rurales de Inglaterra, a las que acudía invitada y en las que siempre descubría al asesino.

Un hombre duda

El chico tiene los ojos muy grandes. Parece que ha llorado. Parece que llorar forma parte de su biografía. Ojos grandes y asustados. O quizá tiene miedo. O es un sádico que sabe disimular muy bien su realidad. O está acostumbrado a mentir. Quizá es un asesino. Si. Eso tiene que ser. Un asesino. Hay pruebas o indicios o comoquiera que se llame en el lenguaje legal. Ha matado a su padre. Debe haberlo matado porque, en caso contrario, ¿quién puede haberlo hecho?

El guión de David Mamet convierte Veredicto final (The Veredict) en una de las mejores películas de abogados y juicios jamás filmadas. Tensa, amarga y desencantada, la trama oscila entre valores peligrosamente cercanos: la moral y la conveniencia, y el amor y la manipulación.

"Me preocupo –dice Paul Newman– por la violencia que mató a dos de los Kennedy y a Martin Luther King. Si el asesinato va a ser una forma de expresión política en este país, creo que ha llegado el momento de revisar toda nuestra estructura social mediante lo que las revistas llaman una revisión desgarradora".

El juez hispano Edwin Torres, autor de las novelas Carlito's Way y After Hours, lo es también de Q & A, la obra en la que se inspira la nueva película de Sidney Lumet, Distrito 34: corrupción total (1990).

Tras ponerse a las órdenes de Hal Ashby para protagonizar Ocho millones de maneras de morir, Jeff Bridges aceptó la oferta de otro veterano, Sidney Lumet, y se puso al frente de este thriller dramático: A la mañana siguiente.