Trestesauros500

Seabury Quinn nació el día de año nuevo de 1889 en Washington. A los once años, tras la lectura de Drácula, comenzó a interesarse en las leyendas sobrenaturales, religiones primitivas, misticismo, brujería, necromancia y ritos fúnebres, temas en los que llegó a ser un auténtico erudito.

Maurice Leblanc estaba convencido de que la propiedad era un robo, de modo que se le ocurrió crear uno de los personajes más populares que ha dado la literatura de misterio: Arsenio Lupin, caballero y ladrón, que durante décadas desvalijó a los ricos sin el menor escrúpulo.

Un muro de silencio –erigido en parte por el propio confidente de Mr. Holmes, el doctor John H. Watson– ha rodeado desde su origen el affaire conocido como El caso del anillo de los filósofos, que se remonta al año que precedió al estallido de la Primera Gran Guerra.

«Un inteligente y conmovedor examen de la condición humana». Así define el periódico Los Angeles Times este magnífico pastiche de las aventuras de Sherlock Holmes, impecablemente escrito, agudo y conmovedor.

Como cuenta su autor, Alberto López Aroca, la novela Sherlock Holmes y los zombis de Camford surgió como un reto de los editores de Dolmen. ¿Sería capaz el autor de mezclar el universo del detective de Baker Street y el de los muertos vivientes de George A. Romero?

Desde los magistrales cuentos de Edgar Allan Poe hasta las espectaculares novelas de espionaje, el género policial ha acumulado una extraordinaria riqueza de títulos y una notable variedad estilística.

Todo Sherlock Holmes

Todos los relatos y novelas de Holmes en un solo volumen: el llamado Canon por los holmesiólogos. Eso es lo que ofrece esta soberbia edición de Cátedra, indispensable en la biblioteca de todo amante del misterio y de la buena literatura.

Con la publicación de El Archivo de Sherlock Holmes en 1927, Arthur Conan Doyle (1859-1930) consiguió al fin hacer realidad su tantas veces perseguido deseo de "liberarse" –esta vez de forma incruenta– del que es sin disputa el más famoso detective de todos los tiempos.

"Estudio en escarlata", de Arthur Conan Doyle

Ningún personaje literario ha llegado nunca a ser tan real para sus lectores, ni ha suscitado entre ellos tal pasión por indagar hasta los más nimios detalles de su personalidad, como Sherlock Holmes, «el primer detective consultor de todos los tiempos».

"El signo de los cuatro", de Arthur Conan Doyle

El 30 de agosto de 1889 el editor de la revista estadounidense Lippincott’s Magazine, Joseph Marshall Stoddart, invitó a cenar a Conan Doyle en el lujoso hotel londinense Langham en compañía de Oscar Wilde.