España y la URSS

Ofrece una variada utilidad el libro de Andreu Navarra El espejo blanco. Viajeros españoles en la URSS (Fórcola, Madrid, 2016, 328 páginas). El trabajo en sí mismo, con una caudalosa información aseadamente ordenada y expuesta, ahorra al lector curioso pero no especializado una profusa navegación por archivos, bibliotecas, hemerotecas y librerías de viejo. Además, aquel trabajo tiene un valor específico. En efecto, este tipo de pesquisas obliga a leer buena y mala literatura, a lo cual el lector hedonista, que es mayoritario, no está dispuesto. Pero hay más y se podría hablar de cierta moraleja histórica. Provisoria, como toda conclusión en el tráfago de la historia, pero muy útil como reflexión y balance.

Hacia la tierra del zar (1908) es la narración de un viaje excepcional desde Manila a San Petersburgo recorriendo toda Siberia desde Vladivostok a través de la recién inaugurada línea transiberiana de ferrocarril.

"La tumba de Lenin", de David Remnick

La extraordinaria crónica del colapso del imperio soviético, con un nuevo epílogo del autor.

"Miguel Strogoff", de Julio Verne

Julio Verne (1828–1905) fue encasillado enseguida como un gran autor de novelas de aventuras geográficas y como un inventor de instrumentos y materiales científicos que se adelantaban a su época, desde el obús enviado a la luna hasta el submarino del capitán Nemo.

Destinos truncados ahonda en las constantes expuestas por los Strugatski en buena parte de su obra: el absurdo del sistema burocrático, el miedo a todo lo nuevo y extraño y una clara apuesta por el progreso del hombre a través del conocimiento.

"Cuentos completos", de Vladimir Nabokov

Los tres elementos -identificación del sueño insistente, escritura, comunidad de lo soñado- redundan en esa especie de ensoñación universal que es el arte. Escribir, soñar, volver del sueño, tienen una similitud estructural con el viaje al otro mundo que realiza el escritor (ver «Vanee»): un muerto para el cual morir es instalarse en otro planeta, desterrarse (perder la tierra, la Tierra), y evocar el planeta de origen sin enterarse de que está muerto. Si se quiere, como esos personajes de Borges, alguien tan querido y requerido por Nabokov: Baltasar Gracián o el teólogo Melanchton.

¡Rusia!: Una historia del arte ruso



El Museo Guggenheim Bilbao presenta ¡Rusia!, la muestra de arte ruso cronológicamente más amplia exhibida fuera de aquel país, y que ya ha recibido un récord de visitantes y el elogio de la crítica en su presentación en el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York.



La galería Casado Santapau ha ganado el Premio Festival Off Saab por la exposición de Boris Mikhailov, Yesterday’s sandwich 1969/70. La muestra podrá verse hasta el 25 de julio.



La exposición, una de las más importantes de la temporada, recoge la obra de dos figuras clave en la formación estilística y teórica del constructivismo ruso: Liubov Popova (1889–1924) y Aleksandr Rodchenko (1891–1956).

"El almirante" (Andrei Kravtchuck, 2008)



Romántico, épico y fiel al periodo histórico que recrea, El almirante es uno de los proyectos cinematográficos más importantes producidos en Rusia en los últimos veinticinco años.