graciasportadadefesq

Cuando en 1988 Dark Horse Comics se hizo con los derechos de publicación de la franquicia cinematográfica de Alien, comenzó a editar una sucesión de miniseries que ampliaban el universo imaginado por Dan O'Bannon, Ronald Sussett, H.R. Giger, Ridley Scott y James Cameron para la gran pantalla.

La referencia estética del mexicano Día de Muertos se ha vuelto muy popular durante los últimos años en las celebraciones de Halloween de todo el mundo. Es raro salir esa noche y no toparse con una muchacha disfrazada de la Catrina, así que era irremediable que surgiera una película como El Libro de la Vida.

"Bunraku" (Guy Moshe, 2011)



Con unos efectos visuales de última generación y unas luchas coreografiadas espectaculares, Bunraku combina el cómic con el spaghetti western, películas se samurais, vídeo juegos y mucho más, en un impresionante futuro alternativo. La película está protagonizada por Josh Hartnett, Gackt, Woody Harrelson, Kevin McKidd, Jordi Mollà con Ron Perlman y Demi Moore.



El productor Mike Richardson explica: “Hellboy no es el superhéroe tradicional. El personaje tiene cuernos y rabo. Se afeita los cuernos para parecer más humano, pero tiene aspecto de diablo. Este héroe pertenece a la clase trabajadora y sólo quiere ser uno más”.

"Hellboy" (Guillermo del Toro, 2004)



“Hellboy es una mezcla realmente interesante entre Mike Mignola y Guillermo del Toro. Hay mucho de mí mismo ahí y hay cosas que son diferentes. Pero es fiel al espíritu de mi equipo”, dice Mike Mignola.



Me gusta imaginar un universo paralelo en el que es posible recomendar películas tan llenas de defectos como En tiempo de brujas. Y es que, aunque parezca desconcertante, los films mediocres pero simpáticos merecen –hoy más que nunca– ser tenidos en consideración.

"Outlander", de Howard McCain

Las pretensiones desmedidas suelen molestar –y de qué manera– al aficionado a los géneros populares. Por suerte, Outlander no cae en esa tentación, y por eso mismo despierta una clara simpatía.



Una publicación tan influyente como Entertainment Weekly, en su edición de diciembre de 2007, incluyó a Guillermo del Toro en la lista de los cincuenta personajes más brillantes del Hollywood actual. Con un presupuesto inicial de 75 millones de dólares, Del Toro pretende confirmar ese prestigio en esta secuela de Hellboy (2004), rodada en espectaculares decorados de Budapest y Londres.