logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: Madrid, España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Cuidado con los vecinos

Cualquiera que haya acudido a una reunión de vecinos sabe que la convivencia no siempre es fácil; los deseos e intereses del individuo chocan con los estándares impuestos por la mayoría. A través de la figura del vecino, el cine ha hurgado en las rugosidades de la relación entre individualismo y colectividad, entre el Yo y el Otro, entre la imagen que proyectamos de cara a la galería y la oscuridad que acecha desde nuestro interior.

El cine de terror alumbrado en los últimos cuarenta años es una pieza más de esa compleja y difusa maquinaria que es el arte contemporáneo y, más concretamente, el postmoderno. La especial relevancia que lo corporal ha adquirido en este género durante dicho período constituye el principal punto de conexión entre éste y su contexto artístico. Ilustrar dicha vinculación a partir de un fenómeno temático e iconográfico concreto, el del cuerpo entendido como habitáculo del monstruo, es el propósito de este trabajo.

Crítica de "Un dios salvaje" (2011)



Al tiempo que se suceden los títulos de crédito, una cámara fija situada en un parque testimonia la pelea entre dos niños de once años. Uno de ellos pasa de las palabras a los hechos y atiza al otro en la cara con un palo, un golpe inesperado que deja como resultado dos dientes rotos. A los pocos días, los padres de los dos chavales se reunirán para tratar de limar asperezas, aunque las cosas no saldrán según lo previsto.

Considerada como la mejor película de terror de todos los tiempos, esta brillante adaptación de la triunfal novela de Ira Levin es la historia de una joven pareja neoyorquina que espera su primer hijo.



El chico que conquistó Hollywood muestra el meteórico ascenso, caída y ascenso de nuevo del legendario productor de Hollywood Robert Evans.

Una de las cosas a las que muchos cineastas parecen haber renunciado es la originalidad. A diferencia de tantos artesanos que proliferan en la industria, Roman Polanski se caracteriza por un talento descomunal, propio de un autor en toda regla. Maestro indiscutible, Polanski es capaz de transformar películas de género –desde Chinatown hasta El Escritor– en obras enigmáticas y elegantes.

El Escritor, de Roman Polanski

Polanski es un director de los calificados como “autor”, pero también posee las tablas necesarias como para conocer las herramientas de cualquier género cinematográfico y realizar cine comercial sin complejos, aunque dotado de personalidad propia.