graciasportadadefesq

Conocí a Rodrigo Cortés en 2010, cuando, lógicamente, aún nadie le preguntaba por la vertiginosa experiencia de dirigir a Robert DeNiro y Sigourney Weaver (Luces Rojas, 2012) o a Uma Thurman (Down a Dark Hall, 2017). Los años que han pasado desde entonces le han consolidado como uno de nuestros realizadores con mayor proyección.

Entrevista con Rodrigo Cortés

Nada en el cine es verdadero. Salvo el cine
Puede que el auge y caída de Martín Circo Martín, personaje central de Concursante (id., 2007), llegara con algo de antelación para un público aún embotado por el aroma a vino y las rosas de aquel verano tan largo en el que todos fuimos tan ricos. O puede que llegara demasiado pronto para el futuro director de Buried (Enterrado, 2010) y Luces rojas (Red Lights, 2012).

“A las 3 son las 2”, de Rodrigo Cortés

¿Tiene nombre ese continente? Pues sí, llámalo Twitter. ¿Y quiénes son sus habitantes? Bueno, eso ya depende del punto de vista. Sus partidarios lo disfrutan como un parque temático de la realidad, libertario y caótico. En cambio, los apocalípticos lo consideran una jungla de reductores de cabezas, o como el territorio de pandillas que, en lugar de quemar neumáticos, intercambian arengas, gruñidos y consignas.

¡Caray con Grand Piano, la cantidad de sorpresas que acumula en su metraje, y todo ello sin perder la elegancia y la sofisticación!

Crítica de "Luces rojas" (2012)



De repente, ves un vidente o un psíquico, y piensas en los millones de personas que dan por buena su estafa. Eso es lo que se plantean cada día la doctora Margaret Matheson (Sigourney Weaver) y su ayudante Tom Buckley (Cillian Murphy), los protagonistas de Luces rojas (Red Lights), un magnífico thriller sobrenatural en el que Robert De Niro se convierte en la némesis de esos dos cazadores de fraudes.



Cuando un gato negro nos corta el camino, ¿qué hacer sino imaginar algún revés del destino? Eso sería, desde luego, lo que podríamos hacer usted y yo. Pero no es el caso de los protagonistas de Red Lights, la doctora Margaret Matheson (Sigourney Weaver) y su ayudante Tom Buckley (Cillian Murphy), dos científicos para quienes los fenómenos paranormales son un fraude con todas las letras. O al menos, eso es lo que creen hasta que descubren al psíquico Simon Silver (Robert De Niro).

Buried (Enterrado), de Rodrigo Cortés

Buried consigue situar a Rodrigo Cortés entre los principales cineastas españoles de su generación. Con el tiempo, este thriller inteligente, divertido y estremecedor se convertirá en una auténtica película de culto.