graciasportadadefesq

Si bien la figura del arquero de Sherwood está rodeada por las densas brumas de la leyenda, no menos cierto es que su mítico arco era una arma profundamente implantada en la sociedad inglesa. Dicha implantación, unida a otros factores, dio una ventaja táctica a los ejércitos ingleses. Los mayores éxitos fueron cosechados entre mediados del siglo XIV y principios del XV. O lo que viene a ser lo mismo: durante la Guerra de los Cien Años.

La leyenda del arquero indomable

Tengo que reconocer que me gusta el personaje de Robin Hood. Y me resulta extremadamente curioso, porque hay tanta niebla y, a la vez, tanta luz, a su alrededor, que puede uno escarbar hasta el fondo y comprender que siempre queda un cabo suelto. Ese cabo es algo tenue, de lo que se puede tirar y surgir otra historia derivada de la principal.

"La Flecha Negra", de Robert Louis Stevenson

Dos son las novelas que dedicó Stevenson especialmente a los lectores más jóvenes –las dos protagonizadas por un héroe adolescente y publicadas por entregas en revistas juveniles–: La isla del tesoro (1883) y La Flecha Negra (1888).

Robin de Locksley, Robin Fitzhood o Robin Hood son sólo algunos de los nombres atribuidos históricamente al popular arquero de Sherwood.

Russell Crowe presenta "Robin Hood"

El oscarizado actor Russell Crowe se reúne de nuevo con Ridley Scott en la épica aventura de acción Robin Hood. El 28 de abril Crowe presentó la película en Madrid.

"Robin Hood", de Ridley Scott

Cine de época, resuelto con intensidad y ambición. Eso ha logrado Ridley Scott con este Robin Hood: una obra digna de los más vigorosos narradores del buen cine de repertorio, con un hechizo que recuerda aquellas viejas aventuras en las que la acción era tan contundente como su vena dramática.



Si bien la figura del arquero de Sherwood está rodeada por las densas brumas de la leyenda, no menos cierto es que su mítico arco era una arma profundamente implantada en la sociedad inglesa. Dicha implantación, unida a otros factores, dio una ventaja táctica a los ejércitos ingleses. Los mayores éxitos fueron cosechados entre mediados del siglo XIV y principios del XV. O lo que viene a ser lo mismo: durante la Guerra de los Cien Años.



De acuerdo con sus enormes posibilidades estéticas y argumentales, la Edad Media ha sido frecuentemente recreada –aún mejor: reinventada− por el cine de aventuras.