logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: Madrid, España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

El suceso que dio origen a la novela corta que nos ocupa fue algo tan cotidiano como un mal sueño. En 1885, mientras se recuperaba de una de las recaídas a las que periódicamente le sometía su mala salud, Robert Louis Stevenson tuvo una pesadilla de la que extrajo la idea de una historia que, originalmente, fue concebido como un relato de horror al gusto de la época victoriana.

En el mundo anglosajón, la figura de Richard Holmes posee un relieve extraordinario. Como historiador y biógrafo, Holmes ha acuñado un estilo propio, que podemos resumir con esta reflexión que él mismo citó a un entrevistador de The Guardian: si uno se limita a ser un erudito, el relato que cuente carecerá de vida, pero si se limita a ser un contador de historias, entonces resultará ridículo.

Stevenson sostiene en estas páginas que el fulgor y la emoción del viaje es el mismo que sintieron los aventureros cuando, en otras épocas, descubrieron nuevos rostros y paisajes al franquear las fronteras conocidas. Como la esencia de una curiosidad incontenible, el acto de viajar nos permite descender a nuestra propia narración personal, coloreada con novedades que conjuran el estancamiento cotidiano y el zarpazo del tiempo.



Desdoblamiento de la personalidad, moral puritana, represión sexual, hipocresía, asesinato, lujuria, libertinaje y uso de drogas son algunos de los sugestivos ingredientes de El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde (1886), un gran clásico literario escrito por Robert Louis Stevenson del que el cine ha efectuado numerosas relecturas.

Típica novela de acción desenfrenada y ambientación exótica, I Naufragatori dell'Oregon (1896) es una interesante alternativa para quienes desean explorar a fondo el mundo de Emilio Salgari.

El sello Marvel Illustrated es una loable iniciativa de Marvel Comics lanzada con el fin de adaptar clásicos literarios a la historieta.

Un hombre es un dechado de virtudes. El otro es una criatura asesina que ataca en las noches de Londres. Son el Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Y son la misma persona.

Entusiasmado al terminar la tercera relectura de El barco fantasma, del capitán Frederick Marryat, Stevenson se propuso «escribir un cuento, una historia que abarque muchos años y muchos países... una historia que siga las grandes líneas del libro que había estado leyendo...»

En 1877 toda la obra de Stevenson se limitaba a unos pocos artículos, hasta que en un viaje a Francia conoció a Fanny van der Grift, que poco después se convertiría en su esposa.

Aquejado de una penosa enfermedad, la tuberculosis, R. L. Stevenson parte en junio de 1888 desde San Francisco, en el velero "El Casco" con destino a las islas del Pacífico Sur.