Trestesauros500

"Rey Kull", de Robert E. Howard

 
En una época olvidada, mucho antes del advenimiento de Nemedia o Aquilonia y mientras persistían aún vestigios de Lemuria, vivió Kull, un hombre libre de Atlantis que llegó a ser conocido como el rey Kull, soberano de Valusia.

Tros de Samotracia

Al igual que Robert E. Howard elevó el género de espada y brujería a la altura de lo mítico, Talbot Mundy inmortalizó la novela histórica como un arquetipo de la aventura con mayúsculas.

Weird Tales 1933–1942

En este segundo volumen dedicado a la mítica, los autores han cambiado casi en su totalidad con respecto a los del primero. Los grandes nombres de la revista ya han alcanzado una solidez de maestros (los casos de Lovecraft, Howard, Smith) y su obra ya es conocida más que de sobra por los lectores.

Weird Tales 1923-1932

Si alguna revista de literatura popular merece ser tenida en especial consideración por todos los aficionados a lo fantástico, esa revista no es otra que Weird Tales, The Unique Magazine.

"Espadachinas", de Robert E. Howard

En la literatura fantástica de nuestros días Robert Ervin Howard ocupa un lugar preferente.

De las pocas cosas que tuvieron que animar la vida del solitario H. P. Lovecraft hemos de destacar una por encima de las demás: el momento en el que recibió la carta de Howard anunciándole que iba a empezar a escribir para la revista, una publicación especializada en aventuras picantes (casi pornográficas para la época).

¿Qué hace que un hombre inteligente y con talento se quite la vida al inicio de una prometedora y brillante carrera literaria?

"Espadas de Shahrazar", de Robert E. Howard

Seguimos con la publicación de un Howard incompleto pero suficiente. Hoy nos toca repasar a algunos héroes que se mueven por ambientes orientales.

Las arenas del desierto o las playas de los mares del Sur le son indiferentes a Robert E. Howard a la hora de plasmar las aventuras de sus héroes.

Seguimos incansables con la publicación de las obras de Howard agrupadas en ciclos completos (pronto empezaremos a ver algunos que ocupan más de un volumen: El Borak, pongamos por caso).