smithPASIONcover

Tercera época - Nº 326

Arenas movedizas

La fiesta está podrida. El sábado noche es el momento en que los habitantes de este pueblo de Texas deciden dejarse sus buenas intenciones en casa y salir a la calle a arrasar con todo lo que encuentren. Mujeres que engañan a sus maridos; maridos que miran hacia otro lado (lado en el que, curiosamente, está el trasero de otra señora que no es la suya); ricos que mangonean a modo; hijos de ricos que, a pesar de todo, tienen su corazoncito; esposas de presidiarios que vivaquean entre el enamoramiento y la chapuza...

La dimensión actoral de Robert Downey, Jr. y Robert Duvall, más allá de la diferente textura de sus interpretaciones, proporciona la faceta más interesante de este melodrama judicial de corte clásico. La oferta es difícil de resistir: al carisma de Downey se suma la colosal madurez de Duvall, una de las últimas referencias en activo del Hollywood más genuino.

"Apocalypse Now" (1979)



Uno tiene que estar a la altura de su destino, y a Coppola le tocó demostrarlo en la jungla filipina, bajo una lluvia infernal, mientras rodaba esta mítica producción que cambió nuestra idea de la guerra.

"Open Range" (Kevin Costner, 2003)



“Desde un principio, pensé en este proyecto como el tipo de película que a mí me gustaría ir a ver”, asegura Costner, el ganador de dos Oscar y director, productor y protagonista de Open Range. “Cuando hablé sobre este film con más gente, todos coincidieron también en que era el tipo de película que a ellos les gustaría ver. Todo cuadraba para mí, el hecho de que podía crear y jugar con ese universo. Ha sido un gran privilegio y una experiencia emocionante.”



La idea de la película nació a partir de la foto del entierro de un policía publicada por el New York Times. “En la foto había varios hombres hechos y derechos abrazándose, llorando a lágrima viva porque habían matado a uno de sus compañeros”, recuerda el director. “La imagen era realmente conmovedora”.

Corazón rebelde (Crazy Heart) pertenece a esa categoría de películas que se vuelven a ver con gusto, y que permanecen en la memoria sin que se sepa muy bien cómo, demostrando que sus logros artísticos son excepcionales.

De Cormac McCarthy, autor de No es país para viejos (No Country for Old Men, 2007), nos llega ahora la muy esperada adaptación para la pantalla grande de The Road, la novela de con la que el escritor ganó el Pulitzer, y que se ha convertido en un best seller de culto.