logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: Madrid, España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

El último magnate es el canto del cisne de Francis Scott Fitzgerald. Comenzó a escribirlo en septiembre de 1939 y lo hizo como una manera de sentirse vivo después de una serie de desgracias familiares, personales y económicas que lo habían estado zarandeando durante los últimos tiempos. No hubo suerte, sin embargo.

Divertida, descarada, y sobre todo, inteligente. Estas son, en mi opinión, las tres cualidades que definen esta película, una comedia de cuya proyección se sale con una ligereza de ánimo que no es frecuente en el cine actual.

Crítica de "Asesinos de élite" (2011)



Dirigida por el debutante Gary McKendry y escrita por el guionista igualmente novel Matt Sherring, Asesinos de élite (Killer Elite, 2011) lleva a la gran pantalla la polémica novela The Feather Men de Sir Ranulph Fiennes, publicada en 1991. Una obra de ficción que, según su autor, noble británico, primo lejano de los actores Ralph y Joseph, escritor, maratonista, explorador y aventurero profesional además de ex oficial del Servicio Aéreo Especial del ejército británico (el Special Air Service, más conocido por las siglas SAS), está trufada de hechos reales y autobiográficos.

"Sin límites" ("Limitless", 2011)



Dirigida por Neil Burger a partir de un ingenioso guión de Leslie Dixon, Sin límites se inspira en el technothriller The Dark Fields (2003), de Alan Glynn, una actualización del mito de Ícaro con drogas neuroestimulantes tomando el lugar de las famosas alas.

El Espantatiburones es una comedia submarina que da un nuevo sentido a la frase “nadar entre dos aguas”. Según Jeffrey Katzenberg, productor ejecutivo, “El Espantatiburones comparte el humor irreverente de Shrek con el mismo toque subversivo y también parodia un género. Shrek era un cuento de hadas al revés, y esta película es una sátira de la típica película de gángsters”.