Trestesauros500

A buen seguro, El lago de los cisnes es el más admirado de todos los ballets clásicos, y por ello sorprende que fuera recibido con tan poco entusiasmo cuando se estrenó, en 1877. Como luego veremos, la versión definitiva, que Marius Petipa y Lev Ivanov mostraron al público en 1895, alcanzó una resonancia que llega a nuestros días, tanto por la belleza e intensidad de la música de Tchaikovsky como por el admirable trabajo coreográfico de Petipa.

La prehistoria de Tchaikovski

Nada pacíficos fueron los comienzos del operista Tchaikovski. La guerra del caso era íntima y hace a su prehistoria como artista, ya que no como compositor.