logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Isabelle Huppert es una actriz excepcional. Su fragilidad aparente esconde una fortaleza sin límites, y en este papel esa dualidad es fundamental.

Si creciste en los ochenta, tu reloj mental necesita tiempo para adaptarse a este nuevo Robocop. Durante los primeros minutos de proyección, uno sigue buscando indicios de la cinta original, rodada en 1987 por Paul Verhoeven. Es un impulso nostálgico que nos sentimos apremiados a resolver... hasta que el realizador brasileño José Padilha aprieta el botón Reset, y la película adquiere su propia identidad: la de un sólido technothriller que, más allá de su llamativa pirotecnia, va adquiriendo profundidad e incluso una pátina de inteligencia. Felizmente, Padilha ocupa un área rica en dobles sentidos, donde se conjugan la corrupción institucional, el miedo a la tecnología, la geopolítica, la actividad de los lobbies, ciertos horrores de la experimentación médica, las mentiras periodísticas y la paranoia en torno a la seguridad.

Johnny Boz, antiguo ídolo del rock y propietario de discoteca, aparece asesinado en su propia cama en San Francisco.

Tras Robocop, el siguiente título en la filmografía de Paul Verhoeven, Desafío total (Total Recall, 1990), visita los sueños de realidad virtual del escritor Philip K. Dick con contundente fuerza visual, buenas interpretaciones y unos maravillosos efectos de maquillaje debidos a Rob Bottin.

En Hollywood, la crisis de originalidad de la segunda mitad de los ochenta se vio atenuada por savia nueva importada de Europa, con creadores tan atrayentes como Paul Verhoeven.