logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: Madrid, España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Por supuesto, ¿cómo podría ser de otro modo? En un principio, cuando decidimos aproximarnos por distintas vías a la vida silvestre, lo hicimos cargados de sentimientos que ahora asociamos con los pioneros del naturalismo, tanto en nuestro país como en la América de habla hispana (1).

Pese al interés de sus fans, el octavo álbum de la islandesa Björk, Biophilia (One Little Indian Records, 2011), no hubiera pasado de ser una novedad pasajera en las listas pop si en su elaboración y lanzamiento no hubieran participado algunos científicos y divulgadores de primera fila. En este aspecto, Biophilia vino a demostrar que las conexiones entre la música y ciencias como la biología y la mineralogía pueden brindar más de una sorpresa a los interesados en cruce de saberes.

Aunque la familia de los tálpidos (Talpidae) excava sus madrigueras en medio mundo, escribo estas líneas pensando en las dos especies que me resultan familiares, Talpa europaea y Talpa occidentalis. Les hablo, por tanto, del topo menudo y aterciopelado que, de cuando en cuanto, revela su presencia con esos montículos de tierra tan frecuentes en huertos y jardines.

A la séptima edición de la Semana Gótica de Madrid (SGM), celebrada a lo largo del mes de octubre de 2016 (sí, la SGM dura todo el mes de octubre), se ha incorporado el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC). Utilizando el título Extrañas criaturas habitan el Museo Nacional de Ciencias Naturales, ha producido una ‘intervención’ en la exposición permanente de Biodiversidad, relacionando personajes, obras y películas del universo gótico con materiales expuestos en sus vitrinas.

La Comisión de Investigaciones Paleontológicas y Prehistóricas y las manos de Juan Cabré Aguiló y Francisco Benítez Mellado nos permiten disfrutar hoy lo que difícilmente en su conjunto puede ser observado en la naturaleza. Estas copias fueron realizadas para el Museo Nacional de Ciencias Naturales hace ahora algo más de cien años en un momento poco favorable para la ciencia española.

Cuando intentas encontrar una relación entre las colecciones de ciencias naturales y el arte es posible quedarse en blanco en un primer momento. Tras meditar la cuestión por unos instantes, podemos llegar a la conclusión de que sí hay una conexión pues los especímenes de las colecciones han inspirado y se han plasmado en la obra de numerosos artistas y el arte ha ayudado a divulgar el contenido de éstas y a promover el interés por la investigación.

"La inspiración es un visitante que no suele frecuentar a los perezosos" (P. I. Chaikovski)

Hace 15.000 años los perros fueron domesticados por primera vez en el territorio donde hoy se encuentran en la actualidad Nepal y Mongolia. Así lo señala un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores, liderado por la Universidad de Cornell,

Recuerdo haber cruzado el umbral de un bosque cuando sus criaturas eran sólo pinceladas de acuarela. Josechu Lalanda (1939-2015) había creado esa fronda con su arte, pero gracias a la fantasía, no era difícil avanzar por sus sendas más intrincadas y sugerentes, captando así unas sensaciones que me aguardaban en la vida real.

Uno de los grandes prejuicios respecto a la ciencia es que se trata de una actividad puramente racional, cerebral, y por tanto para nerds, insensible, fría. Exactamente lo opuesto al arte, que es cálido, creativo y expresa emociones. Parecería que el arte es lo más humano, mientras que la ciencia es casi, de cierto modo, inhumana. (No en balde muchas personas tienen el prejuicio de que la ciencia “deshumaniza”.)