logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: Madrid, España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Es habitual considerar que la miscelánea es un género subalterno de la literatura, cuando no un cajón de sastre que rehúsa ser un género. Un recopilador hacendoso busca y rebusca textos sueltos y dispersos y encuaderna con ellos un volumen.

Sor Juana y los hombres

Dice Octavio Paz, el Premio Nobel Octavio Paz, hablando de una de las mujeres más inteligentes de la Historia:

Cuenta Fernando Savater que, en su primera visita a México, en la década de los setenta, fue invitado por Octavio Paz a una cena en la que participarían el antropólogo Claude Lévi-Strauss y la pintora Leonora Carrington. Llegada la hora, la Carrington excusó su asistencia, una ausencia que Lévi-Strauss comentó con un escueto "pues yo prefiero que no haya podido venir". Ante la mirada sorprendida de Octavio y Fernando, el antropólogo se sintió en la obligación de añadir un "la conocí hace treinta años. Era tan hermosa y estuve tan enamorado de ella que no sé cómo habría soportado verla hoy".

En la famosa teleserie Viaje a las estrellas (Star Trek), hoy convertida en serie de películas, había un aparato capaz de teletransportar personas de un lugar a otro en forma instantánea.

Boom-boom

A cuento de algunas fechas –los centenarios de Octavio Paz, Julio Cortázar y Adolfo Bioy Casares, la muerte de García Márquez– se sacó a relucir el asunto del boom literario latinoamericano de los años sesenta. Tanto los medios académicos como el periodismo diario siguen hablando de él. Algunos intentaron, hasta ahora sin mayor consecuencia, hacer circular un post-boom. Se dice que de tanto mentar algo, la magia creadora de la palabra acaba otorgándole realidad. Pero la realidad tiene también aspectos irreales o, como se decía el siglo pasado, surreales.

Innúmeras claves de lectura permite una obra tan variada, ambiciosa de saberes y sutil de lenguaje como la de Octavio Paz. Si de una página se trata, intento hacerlo. Uno de sus temas –obsesiones diría él– es la otredad. ¿Quién es el otro, por qué me importa?

La llama doble, de Octavio Paz, evoca la Zwielicht, la Twilight de los románticos: todo objeto es iluminado por una doble luz; toda luz es, por ello, doble.

 
El propio autor ha hecho el establecimiento de los textos, nos ha ahorrado notas eruditas, ha reorganizado temáticamente la sucesión de los títulos y puesto prólogos a cada volumen, de modo que tenemos a Octavio Paz escrito y releído por Octavio Paz.

"El laberinto de la soledad", de Octavio Paz

El laberinto de la soledad, Octavio Paz, Cátedra, 1993, ISBN 9788437611686.

 Octavio Paz: Cartas a Pere Gimferrer 1966–1997, Edición, prólogo y notas de Pere Gimferrer, prefacio de Basilio Baltasar, Seix Barral, Barcelona, 1999, 425 pp.