logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Daniel Innerarity ha publicado en El País un artículo titulado Populismos buenos y malos que, por su precisión y eficacia, merece una apostilla. Ante todo porque la palabra populismo padece generosos abusos que la conducen a la confusión.

Terenci y la botánica

"Has reunido alrededor de tí las más raras plantas que crecen en suelo francés... al tiempo que las inspeccionamos en los bellos jardines de Malmaison, un impresionante recuerdo de las conquistas de tu ilustre marido..."

Cuando León Tolstoi afrontó la escritura de Guerra y Paz, una de sus referencias fue este libro apasionante, publicado en París, en 1824. Compuesto con gran vigor literario, emociones a flor de piel y el rigor que proporciona haber sido testigo de los hechos, La campaña de Rusia inmortalizó el nombre de Philippe-Paul de Ségur (1780-1873) y lo convirtió en una fuente inevitable para cualquier estudio napoleónico posterior.

Autor de una obra inmensa en el campo de la historiografía militar, David Geoffrey Chandler (1934 – 2004) completa en este magnífico volumen el recuento definitivo de las campañas napoleónicas. Narrado con un brío extraordinario y con un consumado rigor, el libro de Chandler es uno de esos títulos imprescindibles para aquellos que deseen conocer a fondo la figura del emperador.

¿Existió Napoleón Bonaparte?

Napoleón estaba tan loco que creía ser Napoleón. En su novela La isla de los jacintos cortados, Gonzalo Torrente Ballester nos explicó que Bonaparte no había existido; en La muerte de Napoleón –llevada al cine en 2001 por Alan Taylor–, Simon Leys fabula acerca de las andanzas del depuesto emperador, fugado de Santa Elena, y a quien todos toman por loco.

A veces, el intercambio epistolar entre dos amantes carece de esa fluida equivalencia de sentimientos que distingue a los romances más duraderos. Este es el caso de Napoleón Bonaparte y Josefina de Beauharnais. Aunque la cultura popular se empeña en equiparar los sentimientos que ambos se profesaron, lo cierto es que, a la hora de examinar su correspondencia, solo disponemos de cinco cartas firmadas por Josefina, frente a las 265 de Bonaparte que el tiempo ha tenido a bien preservar.

Arthur Conan Doyle traducido por Manuel Machado. Ahí es nada. Esta es una de esas oportunidades en las que dos maestros de la literatura colaboran –uno con su creación original y el otro interpretándola desde otra lengua– en la consecución de una pieza admirable.

Uno de los criterios más elementales que utilizo para distinguir –sin que ello implique jerarquía intelectual alguna– unos personajes de otros consiste en ver cuál fue su punto de contacto con el espíritu de su tiempo. En este sentido, la biografía de Dominique Vivant Denon (1747-1825) viene a ser un collage en el que se resume la época que le tocó en suerte vivir.



Keith Carradine y Harvey Keitel protagonizan esta soberbia película sobre dos oficiales del ejército de Napoleón, violentamente enfrentados el uno contra el otro en una serie de duelos a muerte.

La ambición y la intriga son las únicas pasiones de este hombre político, carente de escrúpulos y moral, que navega a través de las convulsiones sociales y políticas de la Francia revolucionaria y del imperio sin mudar el gesto.