Trestesauros500

Hace unos años, en 2013, astrónomos de las universidades de Princeton y Berkeley decidieron buscar posibles huellas de civilizaciones extraterrestres. Para ello, se dividirían en tres grupos y comenzarían a estudiar los datos de los radiotelescopios Spitzer, WISE y Kepler con el objetivo de encontrar las señales de una tecnología avanzada en el universo.

La tendencia general en esta nuestra civilización es admirar el progreso tecnológico y depositar en ello nuestras esperanzas como humanidad. En este sentido, el transhumanismo se presenta como adalid del entusiasmo al considerar que el futuro de la especie humana pasa por su fusión con las máquinas. Así lo apuntan futuristas como Alvin Toffler, convencidos de que nos convertiremos en posthumanos, enriqueciendo nuestra biología con microchips y dispositivos electrónicos.

Un físico habla sobre la conciencia

Hay dos grandes misterios en las ciencias humanas: el origen del universo y el origen de la conciencia. A la mayoría de humanos terrícolas se les ha olvidado, no obstante, que forman parte de la ecuación del universo; creen que todo lo que existe es objetivable y, en su creencia, eliminan de la ecuación todo lo que no puede ser convertido en cosa a estudiar. O sea, se eliminan a sí mismos.

Entre el 8 y el 10 de marzo de 2012, se desencadenó en la Tierra una de las más intensas tormentas solares de los últimos años. La energía absorbida por la termosfera fue de 26.000 millones de kilovatios-hora o, lo que viene a ser lo mismo en términos consuetudinarios, la cantidad que se necesita para abastecer la ciudad de Nueva York durante dos años.

GMV celebró la jornada Una visión de futuro con la participación de personalidades de relevancia en el mundo científico y tecnológico. El objetivo final de la conferencia fue proporcionar una visión a largo plazo y sensibilizar sobre la importancia de invertir en tecnologías que dirigirán el futuro

Sergio L. Palacios es uno de esos extraños personajes que no sacia su vocación docente con el limitado y convencional sistema educativo que le ha tocado practicar. Profesor de física en la Universidad de Oviedo, y gran amante de la ciencia ficción, esta rara avis de la pedagogía dedica gran parte de su tiempo a la divulgación científica: un método de enseñanza innovador basado en la participación del alumno, una materia optativa de enorme atractivo para los chicos (Física en la Ciencia Ficción), un blog con el mismo nombre y tres libros editados (La Guerra de los Mundos: El cine de ciencia-ficción contra las leyes de la física, Einstein versus Predator y Las hazañas de los superhéroes y la física).

"Siempre he estado fascinado por la naturaleza de la conciencia, y esa es la razón por la cual decidí escribir este libro, El futuro de nuestra mente –señala el autor, Michio Kaku–. Soy físico, y a los físicos nos gusta analizar las cosas, cuantificarlas, medirlas... El cerebro es el objeto más complejo que conocemos en todo el sistema solar, y quizá también sea el más complejo de todo nuestro sector de la Vía Láctea."

Michio Kaku, catedrático de Física Teórica de la Universidad de Nueva York, es experto en tendencias de futuro y autor de libros que se han convertido en grandes éxitos de ventas internacionales.