smithPASIONcover

Tercera época - Nº 326

El diablo y la maledicencia

Para sacar la contraria y mostrar cierta imparcialidad en estos momentos de felicidad tras unos días horribles, me permitiré citar a un Papa, a Juan Pablo I.



En esta producción de Filmax rodada en inglés, el director Manuel Carballo y el guionista David Muñoz abordan un tema bastante manido: la posesión diabólica de una adolescente, que remite obligadamente al gran clásico El exorcista (The Exorcist, William Friedkin, 1973).

"The Devil Inside" (2012)



Tres inteligentes productores, Lorenzo di Bonaventura, Matthew Peterman y Morris Paulson, patrocinan esta incursión del director William Brent Bell en el subgénero del cine de exorcismos. Lamentablemente, esa inteligencia comercial no tiene por consecuencia una buena película. De hecho, la audiencia se ha sentido justamente decepcionada con este subproducto de escasos recursos narrativos y casi nula imaginación.

Considerada como la mejor película de terror de todos los tiempos, esta brillante adaptación de la triunfal novela de Ira Levin es la historia de una joven pareja neoyorquina que espera su primer hijo.

"Fausto" (F.W. Murnau, 1926)



El mito de Fausto, en especial a través de las adaptaciones de Johann W. Goethe y Christopher Marlowe, fue la base del último film alemán de Murnau.

William Hjortsberg, el autor de El ángel caído, nació en Nueva York en 1941.

"Infernaliana", de Charles Nodier

Charles Nodier (1780–1844), inventor de lo que se ha dado en llamar «literatura frenética», fue autoridad suprema y oracular en la bibliofilia y en encuadernaciones de lujo.

Ambrose Bierce, el inclasificable escritor y periodista norteamericano, se ganó con todo merecimiento el sobrenombre de «Bitter Bierce» como premio a la sarcástica e intensa exactitud con que manifestó su desprecio hacia la necedad humana.



La profecía es un thriller contemporáneo basado en el filme de 1976 del mismo título, un clásico de culto distribuido por Twentieth Century Fox y protagonizado por Gregory Peck y Lee Remick, bajo la dirección de Richard Donner.



Tras haber sido el líder de un grupo de rock tan popular como White Zombie, y con una carrera en solitario también relevante, no fueron pocos los que se sorprendieron al ver que Rob Zombie se lanzaba a dirigir películas.