En el mundo anglosajón, la figura de Richard Holmes posee un relieve extraordinario. Como historiador y biógrafo, Holmes ha acuñado un estilo propio, que podemos resumir con esta reflexión que él mismo citó a un entrevistador de The Guardian: si uno se limita a ser un erudito, el relato que cuente carecerá de vida, pero si se limita a ser un contador de historias, entonces resultará ridículo.

"La fuerza de su mirada", de Tim Powers

Libro a libro, Tim Powers ha conseguido armar un mundo propio, hecho de referencias históricas, ensoñaciones mitológicas, steampunk y refinamientos sobrenaturales. En algunas de sus novelas más perfectas ‒y esta es una de ellas‒, ilustra la idea de que ficción y realidad son compatibles cuando se las agita con parecido dramatismo.

Poemas de Lord Byron

Decíase entre todos los aficionados a estos estudios que el tal poeta había traducido a Leopardi, siguiendo tan de cerca al original, que casi le había bebido los alientos: añadíase que su genio explorador y aventurero de nuevas tierras y conquistador de ellas para el arte nacional, había dado alta muestra de sí traduciendo en años todavía muy juveniles el Manfredo , de Byron, con tal exactitud y perfección, que desalentaba toda competencia. Y era, en fin, rumor público que existían de su mano traducciones de las Geórgicas (para lo cual no tenía que buscar fuera de su casa ejemplo que seguir o emular), y de Schiller y de otros poetas, así líricos como dramáticos, así antiguos como modernos; pero todos ellos pertenecientes a la raza de los inmortales.