smithPASIONcover

Tercera época - Nº 326

Siempre me pregunté cómo podía ser el despacho de un mentalista. Larry Nelson tenía dos. Y dos profesiones, tres nombres y un puñado de ocupaciones distintas, todas ellas lucrativas. Montó su primer número de mentalismo con el nombre Allah Rageh cuando aún estudiaba el bachillerato.