Trestesauros500



Hace más de una década, Robert Altman, uno de los más destacados directores cinematográficos norteamericanos, viajó a Inglaterra por primera vez para realizar un singular film coral con un reparto absolutamente extraordinario.



“Desviar la atención, esa es la clave. Si no lo olvidas, nadie podrá detenerte nunca”. Estas son las palabras que pronuncia el ladrón Théophraste Lupin a su hijo Arsène antes de desaparecer, asesinado por un misterioso cómplice. Al crecer, el joven huérfano no dejará de aplicar esta máxima en lo que será su gran pasión: el robo. Embriagado por la euforia de los primeros éxitos, aún le falta el autocontrol y la paciencia de los grandes ladrones “de guante blanco”.