graciasportadadefesq

La trágica realidad ha ido acabando con esa imagen del terrorista profesional que todos teníamos en mente por culpa de la ficción. El Chacal o los asesinos de SPECTRA: sofisticadas máquinas de matar, maestros en el combate, la infiltración y el sabotaje. En la práctica, súper-agentes instruidos en cuerpos militares de élite.

A muchos no iniciados no les sonará el nombre de Kevin Williamson. Si les digo que es el creador de las sagas Scream y Sé lo que hicisteis el último verano, le situarán inmediatamente. Fue un joven creador que revolucionó el cine de género, especialmente el de terror sangriento, con una serie de películas que mezclaban las películas de psicópata asesino con el humor adolescente.


Cada vez que veo el cartel de Desmadre a la americana (Animal House), diseñado por Rick Meyerowitz, me invade una sensación de nostalgia. Suena a tópico, lo sé, pero hay algo en esa imagen que devuelve el reflejo de lo que fueron el final de los setenta y el comienzo de los ochenta en materia cinematográfica.

Crazy, Stupid, Love es una excelente comedia dirigida por Glenn Ficarra y John Requa a partir de un guión de Dan Fogelman. La protagonizan de forma coral Steve Carell, Ryan Gosling, Julianne Moore, Emma Stone, Analeigh Tipton, Kevin Bacon y Marisa Tomei.

"Super" (James Gunn, 2010)



¿Se imaginan por qué un tipo corriente puede llegar a transformarse en un lamentable superhéroe, armado con una llave inglesa? Esa es la duda que mejor le cuadra a Frank D'Arbo (Rainn Wilson), ese pobre desgraciado que, acuciado por el deseo de recuperar el amor de Sarah (Liv Tyler), su mujer, se convierte en The Crimson Bolt.

"Mystic River" (Clint Eastwood, 2003)



Nada más leer Mystic River, la novela de Dennis Lehane, Clint Eastwood tuvo el deseo de llevarla a la pantalla. “Leí el libro y me decidí inmediatamente”, dice. “Es un relato fascinante con enormes posibilidades para su adaptación al cine. Sus personajes son complejos e interesantes y están muy bien definidos”.