graciasportadadefesq

El cine fantástico está hecho de grandes saltos, de movimientos novedosos y también de fórmulas y secuelas. En realidad, la reiteración de un modelo forma parte esencial de eso que llamamos género, y que en realidad, no es otra cosa que volver a contar una historia que merece ser repetida.

El aspecto de cartón piedra de los personajes del cartel anunciador no representa, en modo alguno, el sentido de la película, su contenido, su estilo.

Para la cuarta entrega del gran éxito que es la franquicia de Underworld, los productores Tom Rosenberg, Gary Lucchesi y Richard Wright, junto al creador de la franquicia Len Wiseman se han arriesgado de forma extraordinaria al reinventar y darle nuevo vigor a un título que ha obtenido el aplauso y el éxito en todo el mundo.

"Contraband" (2012)



Los cuñados suelen ser peligrosos en el cine. Ya he perdido la cuenta de las comedias y thrillers en los que el protagonista se mete en líos por culpa del hermano de su mujer. Contraband aborda este viejo cliché de esa forma dura, efectista y espectacular a la que el nuevo Hollywood nos tiene acostumbrados.

¿Qué diablos ha pasado con los vampiros en los últimos veinte años? Eso sí que es una pregunta que merecería un par de folios. En realidad, la cuestión sería: ¿Qué han perdido los vampiros al cambiar su capa de terciopelo por el corsé gótico y el cuero ajustado?



El príncipe Amérigo (Jeremy Northam), un aristócrata italiano venido a menos, se dispone a casarse con Maggie (Kate Beckinsale), la hija de un magnate americano coleccionista de arte llamado Adam Verver (Nick Nolte).



Considerado una de las figuras más sugerentes del siglo XX, Howard Hughes fue un inteligente industrial, el productor de glamurosas películas y la quintaesencia del americano que toma riesgos, aunque él se viera a sí mismo, ante todo, como piloto aéreo.



Después del tremendo éxito de La momia y El regreso de la momia, el guionista y director Stephen Sommers empezó a pensar en algo diferente. Buscaba una idea tan intrigante como la que sirvió de base para sus dos grandes éxitos de taquilla, pero que no tuviera nada que ver.



Al principio de Underworld Evolution, Selene intenta enfrentarse a su mayor preocupación. El recuerdo de su familia masacrada le hace la vida imposible, pero ahora que sabe que el verdadero asesino es Viktor, el mundo de la guerrera se ha venido abajo.

"Whiteout", de Dominic Sena

En el thriller Whiteout, la agente Carrie Stetko (Kate Beckinsale) sigue el rastro de un asesino en la Antártida, cuando faltan pocos días para que el sol se oculte durante seis meses. Basada en una conocida novela gráfica, la película transforma el continente helado en un mortal escenario.