graciasportadadefesq

¿Recuerdan en qué consiste el glam, no? Todo comenzó en 1971. Música pegadiza, riffs de guitarra, toques de music-hall, vestuario extravagante, maquillaje, dandismo y mucha ambigüedad. Aquel estilo se encarnó en Marc Bolan y T.Rex, en David Bowie, The Sweet y Gary Glitter. El invento triunfó, por supuesto, y luego fue derramando su purpurina sobre otras corrientes musicales, empezando por el rock operístico de Queen.

Para los de mi generación, las posibilidades de avistar un dinosaurio real –clonado por el método que difundió Parque Jurásico– son reducidas, por no decir inexistentes. Resulta obvio que, para los dinófilos, la única forma realista de admirar a una de estas criaturas se debe a los efectos digitales. De ahí que nos emocionásemos tanto en 1999, cuando, a partir de una idea de Tim Haines, la BBC produjo los seis episodios del documental Caminando entre dinosaurios (Walking with Dinosaurs).



Las últimas evidencias forenses sugieren que siglos antes incluso de que naciera Cristóbal Colón, los buques de guerra vikingos provenientes del norte de Europa ya habían alcanzado las orillas de América, y los fieros e infames exploradores nórdicos recorrieron lo que en la actualidad son Boston y Nueva York.



Con una caracterización increíble y una actuación llena de fuerza, el actor Viggo Mortensen interpreta a Aragorn en El Señor de los Anillos. Mortensen aúna tanto la visión del personaje literario que tenía J.R.R. Tolkien con la visión cinematográfica que Peter Jackson buscaba.



Ocho años después de que Peter Jackson decidiese llevar El Señor de los Anillos a la gran pantalla, su ambicioso sueño se ha visto realizado.



Desde la publicación del primer volumen en 1954, la trilogía de El Señor de los Anillos ha influido profundamente en varias generaciones de lectores que han visto en ella el máximo exponente de las fábulas que reflejan las confrontaciones entre el bien y el mal.



El director Peter Jackson y su equipo no sólo han conseguido recrear la Tierra Media físicamente hablando, sino que también han diseñado todo un universo digital para llevar a cabo la Trilogía de El Señor de los Anillos.



En nuestro mundo, cada cultura se diferencia por su vestuario y su apariencia física. En la Tierra Media no es diferente. Al tener que vestir a un mundo entero, la diseñadora de vestuario Ngila Dickson se enfrentó a uno de los mayores retos de su vida.



A decir verdad, hasta ahora la Tierra Media de Tolkien sólo había existido en la imaginación de los lectores y en las detalladas ilustraciones de las novelas.



Peter Jackson llevaba tiempo pensando que El Señor de los Anillos estaba preparado para ser adaptado cinematográficamente, pero que hacerlo con justicia supondría la producción más ambiciosa de la historia del cine.