graciasportadadefesq

Dos de las características que asociamos a Woody Allen son la hiponcondría y la obsesión con la muerte. Pese a ello, el cineasta muestra una salud y vitalidad envidiables, y con 82 años sigue en activo, estrenando, al menos, una película año.

Pueden acertar más o menos, pero está claro que los Coen –ahora que ya se les puede considerar veteranos– no se han dormido en los laureles, y siguen creando las películas que les apetece hacer, sin ajustarse especialmente a fórmulas, ya sean comerciales o autorales.

Crítica de "In Time" (2011)



Como tantos otros habitantes del gueto, Will Salas (Justin Timberlake) vive al día. Al igual que su madre (Olivia Wilde), se rompe la espalda por un salario miserable, que apenas le da para subsistir. Sus ingresos bajan al tiempo que sus gastos se incrementan; cada día el sistema le aprieta un poquitín más en la forma de subidas de precios o aumentos indiscriminados de impuestos.

Crítica de "Con derecho a roce" (2011)



Pocos meses y pocas diferencias argumentales separan esta película de Sin compromiso, comedia romántica protagonizada por Natalie Portman.


El estreno de Con derecho a roce en Nueva York reunió al equipo de la película y a un buen número de celebridades que asistió a la proyección en el legendario Ziegfeld Theater. De todos los invitados, Mila Kunis y Justin Timberlake fueron los que más interés despertaron entre la prensa y los curiosos.

Sin duda Dylan (Justin Timberlake) y Jamie (Mila Kunis) no están como para asentar la cabeza. Cuando Jamie, una cazatalentos de ejecutivos neoyorquina, emplea sus capacidades de persuasión para convencer a Dylan, un reconocido director artístico de Los Ángeles, a aceptar un trabajo de ensueño en la Gran Manzana, ambos descubren en seguida que son almas gemelas.

"Bad Teacher" (Jake Kasdan, 2011)



Con su irreverencia y sus bromas provocativas, Bad Teacher llega a las pantallas con la intención de reanimar el fatigado corazón de la comedia romántica: un género extenuado y tan predecible como el cine de terror para adolescentes.



El destino puede hacer de las suyas a la hora de echar una mano, y cuando se trata de curar un amor atormentado, es capaz de unir a las dos personas más dispares. Eso les pasa a Lazarus y a Rae.

¿De qué lado del éxito cae la belleza? ¿En cuál de sus niveles cabe enmarcarla? ¿Puede una estrella prescindir de la estética?